sábado 26 noviembre, 2022
Ultimas noticias

Alimentos: el Municipio abre espacios para el abaratamiento de precios

La primera propuesta se ubicó en Rafael Castillo, pero se esperan, al menos, otras dos en las próximas semanas. «La presencia del Estado es central porque pone alivio y controla precios», destacan desde la UTEP.

La inflación es la principal problemática económica, pero su impacto es aun peor en los alimentos: según el INDEC, aumentaron por encima del promedio, tanto en la medición mensual como en el acumulado del año y la interanual. Por eso, desde los distintos gobiernos, se buscan alternativas para que los bolsillos sufran menos.

Así, días atrás, en el marco del Programa Municipal de Abaratamiento, que contempla la instalación de puestos de comercialización de alimentos a precios bajos, se inauguró el primer centro de abaratamiento, ubicado en Victorino de La Plaza al 600, en Rafael Castillo. La medida se replicaría, en las próximas semanas, en Gregorio de Laferrere y en González Catán.

En diálogo con El1 Digital, con la secretaria de Producción de La Matanza, Débora Giorgi, destacó la política: “Se comercializan todo tipo de alimentos, como carne de vaca, pollo y cerdo. Luego, productos secos que se compran en el almacén”. “En todos los rubros buscamos precio, calidad y que se pueda abastecer la mesa familiar”, remarcó.

La importancia de las ferias

Por su parte, Marina Joski, integrante de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), habló con este medio y ponderó la iniciativa: “Acortar los circuitos entre producción y consumo es la línea correcta porque siembra soberanía”.

“Los mercados de abaratamiento ayudan al fortalecimiento de los trabajadores de la economía popular”, aseguró, y añadió: “Nosotros somos aquellos productores que se ven obligados a vender a bajo costo contra las grandes empresas monopólicas de comercialización, que son las que fijan el precio”.

“El precio llega a los consumidores absolutamente disociado de lo que realmente se le paga al productor”, criticó, al tiempo que afirmó: “Estos mercados o del Plan Federal de Ferias son herramientas estratégicas no solo para poder acercar alimentos sanos y baratos, sino también para fortalecer a los productores, que se ven asediados por la especulación de la comercialización”.

En ese sentido, hizo hincapié en la actualidad económica del país, signada por los altísimos índices de inflación, que se sienten más en la comida: “Este es un momento muy doloroso para el país, en el que comer significa un sacrificio diario, por lo que es importantísimo que el Estado sea garante de un acortamiento entre los circuitos de producción”.

El Centralito: la otra opción

En junio, en la cooperativa El Palmar, que está ubicada en Juan Manuel de Rosas al 12.050, en Gregorio de Laferrere, se inauguró El Centralito, un espacio de venta de frutas y verduras a precios hasta un 40 por ciento más baratos que el promedio del mercado. El lugar está abierto al público todos los viernes y sábados de 9 a 18 horas.