lunes 04 julio, 2022
Ultimas noticias

Asma: una patología que afecta al diez por ciento de la población argentina

Según especialistas, los diversos tratamientos que existen contra esta enfermedad respiratoria permiten tener una calidad de vida normal.

Los tratamientos con corticoides inhalados, en algunos casos combinados con broncodilatadores de larga duración, pueden permitir a las personas que tienen asma -una enfermedad crónica de las vías respiratorias- tener un control adecuado y por tanto una calidad de vida normal acorde a la edad, aseguraron especialistas en el día mundial de esta patología que afecta al diez por ciento de la población argentina y que se conmemora el primer martes de mayo de cada año.

«El asma es un proceso inflamatorio crónico de la mucosa de los bronquios que puede ocurrir a cualquier edad y esto es lo que da origen a la sintomatología», indicó Anahí Yañez, médica especialista en Alergia e Inmunología Clínica.

Y sumó: «La forma de presentación clínica del asma es diversa y depende de cada persona; hay pacientes que tienen como único síntoma la tos mientras que otros pueden tener sensación de falta de aire, chillido, tos y secreciones».

El origen de esta enfermedad crónica tiene causas múltiples: «hay factores ambientales, genéticos, familiares, incluso a veces el hábito de fumar hace que los pacientes desarrollen asma a lo largo de su vida», sostuvo Yañez.

La Organización Mundial de Salud estimó que en 2019 el asma afectó a 262 millones de personas y causó 461 mil muertes; en tanto que en Argentina se estima que afecta al diez por ciento de la población.

Yañez señaló: «Hoy sabemos que un diagnóstico en etapas tempranas del inicio de los síntomas y ser proactivo en el tratamiento hace que el asma pueda ser controlada; esto es importante para evitar las crisis de asma o exacerbaciones debido a que éstas se tratan con el uso de corticoides orales y su sobre uso puede producir numerosos efectos colaterales».

Además, agregó: «El control del asma es importante porque el paciente puede mantener una calidad de vida acorde a la edad cronológica, es decir hacer las actividades que quiera de acuerdo a su edad».

La especialista explicó que «la base de los tratamientos permanentes para controlar el asma son los corticoides inhalados que disminuyen la inflamación y pueden ser asociados a los broncodilatadores de larga duración».

«Hay que dejar de utilizar la medicación rescatadora como único tratamiento para el asma, porque esa dilatación se pierde y el o la paciente se vuelve a sentir mal y no resuelve el problema», sostuvo Teijeiro.En el mismo sentido, Álvaro Teijeiro, neumólogo pediatra del Hospital Pediátrico de Córdoba, señaló durante una charla la semana pasada que «no se trata de aliviar los síntomas, sino de tratar el proceso inflamatorio y esto implica un cambio en el paradigma».

La falta de indicación de tratamientos de largo plazo tiene consecuencias: «En la actualidad las guías mundiales recomiendan este cambio de paradigma, pero seguimos manejándonos igual que hace 50 años atrás y los pacientes no están bien controlados. Esto genera más visitas a guardias, más mortalidad, más internaciones», sostuvo.

Y añadió: «Teniendo los tratamientos de largo plazo disponibles, la pregunta que tenemos que hacernos es por qué pasa esto, hay que cambiar la estrategia».

El Día Mundial del Asma se conmemora el primer martes de mayo de cada año y fue propuesto por GINA (Iniciativa Global para el Asma), un programa creado en 1993, en colaboración con el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y la OMS.

Según la OMS, «la mayor parte de las muertes relacionadas con el asma se producen en países de ingreso bajo y mediano-bajo, en los que la falta de diagnóstico y tratamiento suponen un problema», por eso el lema elegido por GINA para este año es «Cerrar brechas en la atención del asma».