viernes 27 enero, 2023
Ultimas noticias

Brian Castaño va por la gloria ante Charlo

El de Isidro Casanova, campeón superwelter de la OMB, buscará nuevamente los cinturones FIB, AMB y CMB del estadounidense.

Segundos afuera, se viene la revancha entre Brian Castaño (17-0-2, 12 KO) y Jermell Charlo (34-1-1, 18 KO). Después de tantas idas y vueltas, de meses esperando por la confirmación, de la lesión del matancero en el bíceps derecho, de la intimación de la OMB para demostrar el desgarro y de las especulaciones y declaraciones del estadounidense sobre la recuperación, la contienda por la unificación de los cuatro cinturones superwelter de las organizaciones OMB (Castaño), FIB, AMB y CMB (Charlo) se llevará a cabo este sábado en el Dignity Health Tennis Center de Los Ángeles pasada la medianoche, hora de nuestro país. Allí se acabarán las palabras y hablarán los puños. Los del Boxi están cargados por demás.

EXPECTATIVA MUNDIAL. La revancha entre Castaño y Charlo, que se realizará en el Dignity Health Center de Los Ángeles, será uno de los eventos boxísticos más importantes de 2022.Después de la primera pelea en julio, en la que la gran mayoría vio vencedor al matancero pero las tarjetas arrojaron un curioso empate, se generaron situaciones que fueron levantando la temperatura entre los púgiles. En un principio, Charlo debía defender su corona de la FIB ante el ruso Bakhram Murtazaliev por orden de la entidad, pero las negociaciones se dilataron y la revancha fue ganando nuevamente espacio hasta que se confirmó para el 19 de marzo. Castaño viajó a principios de año a Estados Unidos y comenzó su campamento de entrenamiento en California. Sin embargo, en un entrenamiento con el sparring Terrell Gausha, el de Isidro Casanova se desgarró el bíceps derecho y pidió la postergación de la pelea.

Insólitamente, Paco Valcárcel, presidente de la OMB, culpó a Brian por la situación y le pidió a su equipo una prueba fehaciente de la lesión. Charlo, a su vez, primero puso en duda la rotura del músculo y, luego, dio a entender que el argentino utilizó drogas para su recuperación. “Habló mal de mí, diciendo que pospuse la pelea porque necesitaba más tiempo. La primera pelea fue cerrada, pero sabe que se la gané. La segunda va a ser peor para él porque sabe que lo voy a noquear”, expresó el Boxi en una conversación, en línea, con un periodista y el mismísimo Charlo del otro lado.

En ese encuentro de 50 minutos, a Brian se lo notó calmo, reflexivo y confiado y no entró en las chicanas que propuso el yanqui, quien estaba molesto, ofuscado y, hasta en un momento, apagó la cámara para no mostrar su malhumor. Quizás sea un anticipo de lo que veamos el sábado, cuando suene la campana y queden ellos solos en el ring, disputándose los cuatro cinturones y la gloria.