martes 22 septiembre, 2020
Ultimas noticias

Ciudad Evita: “No pedimos que nos regalen el predio, queremos pagar”, afirman desde el intento de toma

“Yo sé que está mal lo que estamos haciendo, pero buscamos la manera legal y también ayuda, y nos cerraron las puertas”, expresó Ailín Bustos, encargada del comedor San Cayetano. “Queremos pagar impuestos igual que cualquier vecino del país”, aseguró.

Representantes del merendero San Cayetano, que protagonizaron un intento de toma en la Reserva Natural de Ciudad Evita, manifestaron que no pretenden que se les regalen los terrenos, sino que tienen la intención de comprarlos. Al mismo tiempo, expresaron que ya pidieron ayuda para mejorar su situación. En comunicación con Radio Universidad, Ailín Bustos, referente del comedor, reconoció que “se está tratando de tomar el lugar desde hace  cinco meses y este es el tercer intento”. Asimismo, en relación a las acusaciones sobre la supuesta usurpación de terrenos pertenecientes a la Reserva Natural de Ciudad Evita, aclaró: “El pedazo que tomamos no es privado porque pertenece al barrio 22 de Enero».

Ante la consulta sobre si estaban organizados, Bustos manifestó: “No nos manda nadie. Somos un grupo de gente que, desde el principio, nos unió la necesidad. En el comedor les damos de comer a 200 familias, gente con verdaderas necesidades, y hacemos lo que podemos para darles ropa y alimentos». La referente barrial reconoció que, en muchas oportunidades, intentaron pedir que les cedieran esas tierras legalmente. “Nos movimos por todos lados, fuimos a La Plata, al Municipio, hicimos lo que pudimos… Nos prometieron una mesa de diálogo y no pasó nada”, argumentó.

En relación a los incidentes del viernes por la tardenoche, comentó: “Con nuestra gente -alrededor de 200 familias- y otras personas que no estaban con nosotros, se empezó una toma en el predio que está al costado de Los Pilares”. A ese sector se lo conoce como “el basural de los chalets de Ciudad Evita, con alrededor de dos manzanas”, según indicó.

De acuerdo a Bustos, “ya se había empezado a armar todo y la mayoría ya tenía sus casillas terminadas; a las 20, más o menos, empezamos a ver que se había llenado de policías y ninguno se acercó a hablar. En ese mismo instante, empezaron a disparar balas de goma”. “Tengo una compañera de 19 años, a la que rodearon policías, la tiraron al piso y le empezaron a tirar balazos de goma. Tiene muchos balazos en el cuerpo y diez fueron a la cara. Ahora, corre riesgo de perder un ojo”, denunció.

Bustos enfatizó: “En un primer momento, fueron los vecinos los que trataron de sacarnos, no la Policía”. Asimismo, remarcó: “Eran alrededor de 45 personas las que se acercaron y nos dijeron que, si no nos íbamos, la Policía iba a comenzar a disparar”. “La mayoría (de las personas que participaron del intento de toma) son jóvenes”, agregó, y señaló que, igualmente, “hay gente más grande, que son mamás solteras con hijos sin un lugar dónde vivir”. Además, afirmó que “lo que más importa en este momento es el estado de salud de la compañera, porque puede perder el ojo”. “Con el predio, veremos los pasos a seguir; ahora, nos movemos con abogados”, concluyó.