jueves 05 agosto, 2021
Ultimas noticias

Cómo funcionará el “pase sanitario” para vacunados y qué implica la fase cuatro a la que regresó el Conurbano

En la Provincia, desde el próximo lunes, restaurantes, bares, cines, teatros, clubes y centros comerciales podrán aumentar su aforo en un 20 por ciento, pero solo para aquellas personas que hayan recibido, al menos, una dosis de la vacuna contra el COVID-19. El control estará a cargo de los establecimientos. Qué actividades vuelven a estar permitidas desde este martes en el AMBA por la salida de la fase tres.

Tras los anuncios encabezados este lunes por el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, desde la Provincia explicaron cómo funcionará el “pase sanitario” que permitirá, desde el próximo lunes, ampliar en un 20 por ciento los aforos en espacios cerrados, como bares, restaurantes, gimnasios, cines y teatros, para las personas vacunadas. Esto se dará en paralelo al “avance” de los municipios del Conurbano bonaerense a fase cuatro, que se implementa desde este martes, por la caída sostenida de los contagios, que ya acumula ocho semanas consecutivas en la Provincia.

En cuanto a la ampliación de los aforos que entrará en vigencia el próximo lunes, los establecimientos considerados de alto riesgo para la transmisión del COVID-19 por ser espacios cerrados que generan aglomeraciones, como restaurantes, bares, shoppings, gimnasios, cines, teatros y clubes, podrán aumentar capacidad en un 20 por ciento, pero solo para aquellas personas que hayan recibido, al menos, una dosis de la vacuna contra el coronavirus y que hayan cumplido un plazo de 21 días desde su inoculación, para garantizar el desarrollo de anticuerpos.

Para comprender su aplicación práctica en municipios del AMBA, como La Matanza, cabe plantear que, desde este martes, el aforo en establecimientos cerrados aumentará del 30 al 50 por ciento por el pase a fase cuatro. Y, a partir del próximo lunes 26, una vez completado ese aforo general, que incluye vacunados y no vacunados de forma indistinta, se sumará un 20 por ciento extra de capacidad que será, únicamente, para quienes demuestren estar inmunizados con la primera dosis.

Para garantizar la medida, los establecimientos deberán pedir el certificado de vacunación para ampliar su aforo a las personas inoculadas con al menos una dosis. Además del cartón que entregan en los vacunatorios, se podrá exhibir las app Vacunate PBA o Mi Argentina, donde queda registrada la fecha de la inoculación.

En ese sentido, desde Provincia explicaron: “Puede ser que en el 50 por ciento de aforo haya algunas personas vacunadas y otras no vacunadas. Pero, una vez que ese tope se completa, solo pueden ingresar más si están vacunados”.

Estas nuevas medidas estarán a cargo de cada establecimiento, que controlará que el 20 por ciento que se suma esté compuesto por personas con al menos una dosis. “El cumplimiento es responsabilidad de cada local”, aclararon desde la Gobernación.

Si bien el objetivo es que más gente se anote para recibir la vacuna, que no es obligatoria, desde el Gobierno bonaerense indicaron que la medida no será “restrictiva” para aquellos que no han sido vacunados, ya que para este universo de personas se mantienen los aforos que están permitidos al día de hoy.

“Reconocer que uno está vacunado es un hecho social importante porque los que se vacunan protegen a los demás. Los que se resisten a vacunarse no solo se perjudican a ellos mismos, sino también a los demás. Es un reconocimiento individual por haber tomado la decisión de vacunarse, y colectivo, porque la persona vacunada es un riesgo menor para los demás”, destacó el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, sobre el motivo que llevó a la Provincia a avanzar en este sentido.

El Conurbano en fase cuatro

En paralelo al “pase sanitario” y la ampliación de la “vacunación libre” a todos los mayores de 30 años desde hoy, Kicillof explicó que, este martes, también entra en vigencia el pase a fase cuatro de los 40 municipios ubicados en la zona bonaerense del A MBA, como consecuencia de que de la incidencia de contagios se redujo por debajo de los 250 casos cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Esto significa que la restricción general de circulación nocturna y el cierre de comercios no esenciales vuelve a regir entre las 0 y las 6 de la mañana. Los locales gastronómicos pueden recibir clientes en espacios interiores con aforo de hasta el 50 por ciento hasta la medianoche y, luego, podrán trabajar bajo las modalidades de delivery y take away. Desde el lunes, se le sumará el 20 por ciento adicional para los vacunados.

Además, las clases pasan a ser presenciales en todos los niveles educativos; los cines pueden estar abiertos con aforo del 20 por ciento; teatros, centros culturales y eventos religiosos con aforo del 50 por ciento; y eventos sociales, culturales y recreativos pueden realizarse al aire con hasta cien personas.

Las prácticas deportivas en espacios cerrados tendrán un aforo de 50 por ciento y se permiten las actividades sociales y familiares de hasta 20 personas al aire libre, mientras que las reuniones sociales en domicilios particulares podrán reunir a hasta diez personas.

Pese a las flexibilizaciones anunciadas, seguirá prohibida la apertura de salones de fiestas y boliches, la realización de actividades sociales de más de diez personas en espacios particulares y los viajes grupales de egresados, jubilados y de estudios.