lunes 17 enero, 2022
Ultimas noticias

COVID-19: “Argentina tiene más de cuatro millones de personas que no se aplicaron la segunda dosis»

Así lo difundió el médico infectólogo y asesor presidencial Eduardo López, quien también señaló que otros dos millones de ciudadanos en el país «han decidido no vacunarse». Por otra parte, se expresó “convencido” de que las inoculaciones contra el coronavirus formarán parte del calendario anual de vacunación.

Consultado por Radio Universidad, el médico infectólogo y asesor presidencial Eduardo López analizó aspectos generales de la nueva variante descubierta de COVID-19, Ómicrom, originaria de África, y abogó por que la población complete y refuerce los esquemas de vacunación contra el coronavirus, máxime teniendo en cuenta que el mundo se encuentra ante una nueva mutación del virus, cuya letalidad y transmisibilidad, aun en estudio, causan preocupación en la comunidad científica y médica, así como en los gobiernos.

López señaló que “todavía no se sabe” cuál es la letalidad de esta nueva variante. “Dicen que aparentemente es una cepa de alta transmisibilidad, que tiene muchos puntos de mutación. Tiene como 30 lugares genómicos que van mutando. Y, por otro lado, ya se encontró en Europa. Ahora, encontrarla en Europa no significa transmisión todavía, sino que son, muchas veces, viajeros que se han estudiado y en los cuales (la variante) ha aparecido”.

“La Organización Mundial de la Salud dice que todavía no se puede definir totalmente el grado de transmisibilidad de esta cepa y cuán grave es. Pero es evidente que tener una variante prima hermana de la variante Delta, y con mayores puntos de mutación, siempre es preocupante”, señaló.

Vacunación, la clave

Así, en comunicación con el programa Nada Es lo que Parece, López profundizó en la importancia fundamental de la vacunación anti COVID. “En general, hoy, con una sola dosis (de la vacuna) es casi como no estar vacunado, con las nuevas variantes que aparecen. Entonces, lo que tenemos que lograr, es que se vacune la mayor cantidad de personas, para evitar enfermedad en esta variante Delta, o en la Ómicron. Y si adquieren la enfermedad, que sea en grado leve”.

“La importancia de la vacunación radica en esto: si usted tiene dos dosis, puede adquirir la enfermedad, pero va a ser de una manera suave, lenta, débil. Esto es importante. Y, por otro lado, Argentina tiene más de cuatro millones de individuos que tienen una sola dosis, que no se han ido a aplicar la segunda. Y hay alrededor de dos millones de individuos que no tienen ninguna dosis porque han decidido no vacunarse. Y si usted tiene, en un país, una población susceptible, que supere el 15 o el 20 por ciento, va a seguir teniendo la enfermedad y seguro que va a seguir teniendo brotes. Por eso la importancia de la vacunación”, remarcó.

“Por otro lado, están introduciendo en Argentina la tercera dosis. Es importante porque hoy, dentro de poco, se va a empezar a hablar de la tercera dosis ya formando parte de la vacunación. Van a ser dos dosis y un refuerzo”, adelantó López. Además, descartó, por el momento, que se esté pensando en implementar una cuarta dosis.

Tercera dosis

Por otra parte, el médico infectólogo pidió no confundir la tercera dosis de refuerzo con la “dosis adicional” destinada a quienes recibieron la vacuna de Sinopharm. “No hay que confundir con aquellos a quienes les dimos Sinopharm, que les estamos dando una dosis adicional, porque esta vacuna, como la de Sinovac, son vacunas inactivadas, pierden más rápidamente los anticuerpos. Entonces se da una dosis adicional para completar la respuesta inmune inicial”, detalló.

“Las dosis de refuerzo son algo distinto. Se empezó por el diseño de los 70, después al de los 60, y así sucesivamente. Además, se da a los inmunosuprimidos, a los pacientes HIV y al personal de salud. Estoy convencido que las vacunas contra el COVID van a formar parte del calendario anual”, concluyó.