domingo 05 diciembre, 2021
Ultimas noticias

Cruces entre Gobierno y oposición por el decreto que congela precios de alimentos

Mientras que el oficialismo reafirma que “garantizará el cumplimiento” de la medida que le pone techo al valor de más de 1.400 productos por los próximos 90 días y destaca que la decisión tiene un “profundo espíritu de búsqueda de acuerdos”, desde la coalición Juntos plantean que “es un parche que no puede contener la inflación” y advierten sobre un posible “desabastecimiento”.

El decreto para poner límite al precio de más de 1.400 productos de la Canasta Básica Alimentaria por los próximos 90 días abrió una nueva grieta entre el Gobierno nacional y el espacio político opositor mayoritario. Luego de varios debates con los diferentes actores de la cadena de producción y formadores de precios, el Ejecutivo nacional lo publicó en el Boletín Oficial y, a instancias de la Secretaría de Comercio Interior a cargo de Roberto Feletti, ya bajó directivas sobre su aplicación, reafirmó que “garantizará su cumplimiento” y pidió a los intendentes, en especial a los del Conurbano bonaerense, su compromiso con la fiscalización en el territorio.

En esa clave se expresó la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, en su primera conferencia desde que dejó la Cámara de Diputados para asumir ese rol, y precisó que el acuerdo se logró con “casi el 80 por ciento de las empresas” que participaron del armado de la selección y “está abierto a seguir conversando con quienes tienen observaciones”. A su vez, destacó que la iniciativa tiene “un profundo espíritu de búsqueda de acuerdos, no solo con la oposición política, sino con los diferentes sectores que representan a la economía, la producción, el comercio y de la sociedad”, aunque advirtió que “serán sancionadas” las empresas que no cumplan la resolución gubernamental.

“Veníamos viendo en las últimas semanas que no había ninguna razón para que hubiera el incremento de precios que se llevó adelante. Por eso esta idea de retrotraer los precios al 1 de octubre y sumarle productos a lo que era Precios Cuidados”, relató la encargada de la prensa del Ejecutivo. “Vamos a garantizar el cumplimiento de esta lista de precios. Vamos a cuidar los precios, vamos a controlar la inflación y a garantizar que la cadena de producción y de consumo esté al alcance de todos los argentinos y argentinas porque entendemos que, junto con la inseguridad, es una de las preocupaciones más importantes en este momento”, planteó.

En la misma sintonía, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, remarcó a través de su cuenta de Twitter que el Gobierno “vigilará la competencia equitativa entre las empresas y actuará con todos los recursos de la ley para sancionar a las que no cumplan la resolución” y defendió la decisión al sostener que es “una medida que garantiza precios justos y estables para proteger y defender a los consumidores argentinos”. “SÍ a garantizar los precios. SÍ a controlar la inflación. SÍ a cuidar a las familias», agregó Manzur en la red social, utilizando el hashtag #SíAlAcuerdoDePrecios, al que se sumaron otros referentes del oficialismo.

Por su parte, el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó que el control de precios es fundamental para “cuidar el bolsillo de la gente”. “Me parece muy bien que se tomen cartas en el asunto para que nadie se haga el piola», dijo, y rememoró que el programa Precios Cuidados “funcionó muy bien hasta que lo agarró (Mauricio) Macri y lo destruyó, como hizo con todo, con el Ahora 12 y los créditos UVA”.

Al mismo tiempo, sostuvo que, “cuando la economía crece rápidamente -porque la demanda y el consumo estaban interrumpidos por los cierres generados por el cuidado de la salud-, hay que mirar con mucho cuidado el tema de los precios”. El mandatario provincial señaló que “el sector de alimentos funcionó toda la pandemia, son los que mejor estuvieron, los que no tuvieron que cerrar nunca”, e indicó que “es razonable que se haga esto y ahora colaboren con los demás por un tiempo”.

Las críticas de la oposición

El decreto para ponerle un techo al valor de más de 1.400 productos básicos generó repercusiones del otro lado de la grieta. Así las cosas, el primero en manifestarse al respecto fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien cuestionó este jueves la medida al señalar que los controles de precios “no hay funcionado nunca en la historia”, a la vez que advirtió que “esto termina en desabastecimiento”. “Esta cosa de controles de precios obligatorios ya sabemos en qué termina: empiezan a desaparecer productos de las góndolas. No funciona, es un parche porque no pueden contener la inflación”, arremetió.

En el mismo sentido, el primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, dijo que “el control de precios es una pésima medida” y cuestionó al Gobierno porque, “en vez de sentarse a plantear ideas, le impone medidas a los que producen que no funcionaron nunca en este país”. “Es volver a repetir fracasos del pasado”, insistió, y remarcó casos recientes como las restricciones a la exportación de carne y de maíz.

Las respuestas del Gobierno

La vocera presidencial manifestó que, tras la implementación del control de precios, “lo único” que le preocupa al Gobierno es “que la oposición política esté tratando de generar algo que le pueda hacer mucho daño a la población, como es una situación de desabastecimiento”. “El Gobierno va a garantizar que el comercio se mantenga libremente, que los productos lleguen a la mesa familiar y que estas puedan acceder a todos los productos”, precisó.

“Lo que el Gobierno le pide también a la oposición es que no entre en el juego de generar temor a la población, generando rumores o falsas expectativas”, destacó, y aseguró que no le queda “claro si lo de Larreta es un diagnóstico o un deseo”. “Un diagnóstico no es, porque no es esa la realidad, y, si es un deseo, es un problema que el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y líder de la principal fuerza de la oposición esté deseando que los argentinos y argentinas no puedan llevar la comida a su mesa”.

Kicillof también recogió el guante de las críticas provenientes del otro lado de la Avenida General Paz y apuntó contra la gestión de la oposición. “La pandemia generó dolor y pérdidas, enfermedad y muerte, pero no generó amnesia en la sociedad. Nadie se olvida de lo que pasó en los años del macrismo y Larreta fue parte fundamental del gobierno de Macri”, evaluó, y señaló que desde la oposición “deberían ser menos electoralistas y oportunistas”.