lunes 20 septiembre, 2021
Ultimas noticias

Después de un año y medio de pandemia, el Municipio eximirá de impuestos a los sectores afectados por las restricciones

Lo aprobó el HCD este jueves. La ordenanza prevé descuentos de cien por ciento en las tasas de Seguridad e Higiene y Publicidad y Propaganda para los rubros que no pudieron desarrollar sus actividades por las medidas sanitarias impuestas por el coronavirus. Qué requisitos habrá que cumplir para acceder.

Tras largos meses de reclamos de los sectores comerciales que se vieron afectados por las restricciones sanitarias por el coronavirus, y luego de que el HCD unificara, en mayo, proyectos del oficialismo y la oposición para girarlos al Ejecutivo, finalmente, este jueves, el Legislativo local aprobó una ordenanza que establece que se otorgarán exenciones “de hasta un cien por ciento” en distintas tasas municipales a los rubros que no pudieron desarrollar sus actividades debido a la emergencia sanitaria. La iniciativa ingresó en el orden del día para ser tratado sobre tablas poco antes de que comenzara la sesión ordinaria y fue aprobada por unanimidad.

La normativa establece que el beneficio se aplicará en la Tasa de Inspección de Seguridad e Higiene y en la de Derechos de Publicidad y Propaganda para los rubros “que se hayan visto impedidos de desarrollar sus actividades económicas por no haber sido declaradas de carácter esencial o no haber sido exceptuadas del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO)”, dispuesto desde el 20 de marzo de 2020. También se abarcará a “las actividades que se hayan visto afectadas en su normal funcionamiento como consecuencia del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO)”, una categoría que se implementó en noviembre del año pasado, cuando empezaron a flexibilizarse las medidas sanitarias.

La ordenanza dice además que, mientras dure la emergencia, se podrá suspender “la aplicación de valores mínimos especiales y fijos” para estas tasas “cuando el contribuyente acredite que no se compadecen con la facturación de la actividad en razón de las restricciones impuestas por la pandemia”.

El texto no aclara puntualmente qué rubros serán alcanzados por la medida, aunque se espera que entren los que habían quedado excluidos del régimen de descuentos vigente, que prevé beneficios de hasta 75 por ciento en tasas municipales como Derechos de Habilitación de Industria y Comercio, Tasa por Inspección de Seguridad e Higiene, Derechos de Publicidad y Propaganda y Derechos de Construcción para las PyMEs que facturen hasta 1.100.000 pesos mensuales. Pero el decreto con el que la medida se reglamentó, en marzo, excluía a los restaurantes, bares, confiterías, cafés, cervecerías, salones de té, pizzerías, pubs, salones y confiterías bailables y salones de fiestas; justamente, los más afectados por las restricciones.

De todos modos, para acceder a estas exenciones habrá que cumplir ciertos requisitos: no registrar deuda con el Municipio por períodos anteriores al 20 de marzo de 2020; no haber despedido personal desde esa fecha; contar con habilitación municipal e inscripción en los tributos por los que se pedirá el beneficio; encontrarse entre las actividades afectadas por la aplicación de la normativa ASPO y DISPO; y no registrar violación o incumplimiento a esas normas.

El acceso al beneficio estará supeditado a la presentación que los comerciantes y empresarios alcanzados deberán efectuar ante la Dirección General de Ingresos Públicos “que dictaminará, previamente, sobre la procedencia de la exención, total o parcial”. De todos modos, habrá que esperar a que el Ejecutivo emita el decreto con que reglamentará la ordenanza y fije los detalles para su aplicación. En ese sentido, la normativa aclara que Ingresos Públicos podrá “disponer la ampliación de la exención dispuesta a todos los períodos involucrados desde el inicio del ASPO”.