lunes 20 septiembre, 2021
Ultimas noticias

Día Mundial contra la Trata de Personas: “Es un delito que tenemos la obligación de visibilizar y detener”

Este viernes se conmemora el Día Mundial contra la Trata de Personas el cual fue declarado en 2013 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en este marco desde la Dirección de Políticas de Actualización de Conocimientos local mencionaron que se trabaja en la concientización y se brindan herramientas para evitar caer en una red.

En 2013 la Asamblea General de las Naciones declaró el 30 de julio como Día Mundial contra la Trata de Personas, así, diferentes organizaciones sociales y autoridades han trabajado en la concientización sobre esta problemática donde las víctimas privadas de su libertad, derecho s y sometidas a situaciones de explotación sexual, laboral y trabajos forzados. Frente a este escenario, desde la Dirección de Políticas de Actualización de Conocimientos dependiente de la Secretaría de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidades local comentaron que se lleva a cabo una laboral de concientización en la población y se brindan herramientas para evitar caer en ciertas redes de tráfico de personas.

En comunicación con El1 Digital, Noor Jiménez Abraham, titular de la cartera, señaló: “Desde que llegamos al Distrito, el 3 de agosto del 2020, trabajamos mucho en la reflexión, en pensar y dar los elementos a las personas especialmente a aquellas mujeres y diversidades que se encuentren en situaciones de vulnerabilidad porque sabemos que, en la mayoría de los casos, la situación de vulnerabilidad es un punto para que quienes realizan este terrible comercio, ponen los ojos en determinadas personas, como en el migrante, entonces se fijan en la pobreza, no haber tenido exceso a los estudios, estar lejos de la familia, de no tener la documentación requerida en el país, todas esas situaciones se vuelven foco de vulnerabilidad y trabajamos desde la secretaría para concientizar sobre sus derechos y la asistencia que debe pedir, por ejemplo al 0800-999- 7272 (PARA) con el fin que hagan sus consultas, no solo de situación de violencia , sino también de trámites y tener sus documentos para acceder a determinados programas que brinda el Estado”.

“La idea es que las personas en situación de vulnerabilidad puedan tener acceso a estos canales para no ser víctimas de un delito que es mundial, no es solo en Argentina y crece con los años. El delito va por delante de las políticas públicas y es un comercio donde hay mucho dinero invertido, que viene seguido del comercio ilegal de estupefacientes y armas de fuego, por lo que se gana mucho dinero de manera muy fácil y lo triste es que se gana dinero a costa de la explotación de personas, en general mujeres, personas travestis-trans y, muchas veces, niñas”, lamentó.

Sumado a esto la directora de Políticas de Actualización de Conocimientos local recordó que algunas estadísticas de La Organización Naciones Unidas indican que por cada mujer desaparecida, hay 20 desaparecidas, a nivel mundial. “Se han probado diferentes modelos ya sean abolicionistas, reglamentarismo, prohibicionismo, nuestro país es abolicionista quiere decir que no culpa a las personas en situación de prostitución como otros países que son prohibicionistas, no considera que la prostitución sea un trabajo y no culpa a la persona que está en situación en dicha situación. Lo que hace el Estado cuando rescata a una víctima es un acompañamiento de las persona para su reinserción en la sociedad”, mencionó.

Según Jiménez Abraham hay dos tipos de trata: la laboral y con fines sexuales, esta última capta a mujeres, personas travestis-trans o menores de edad y en la laboral se incluyen a los varones en la explotación.

En muchos casos se captan a las personas a través de ofertas laborales la cuales, como mencionó la titular de la cartera, se muestran como maravillosas. “El supuesto empleador pide poco y ofrece mucho en el sentido que no profundizan en el curriculum o en la experiencia y tocan el talón de Aquiles apelando a los sueños de las personas. Las víctimas quedan indefensas, el negocio cree tanto y las advertencias van por delante de las políticas públicas. Es un delito que tenemos la obligación de visibilizar y detener pero es complejo”, contó.

“A nivel local, es difícil llegar a los números o datos, las personas no suelen decirlo porque es un dato que avergüenza y asusta. En La Matanza hay muchas personas migrantes y es un factor de vulnerabilidad, por eso ponemos énfasis en las charlas, talleres y cursos de grupos de reflexión, además, trabajamos con las masculinidades porque son el primer eslabón de esa cadena. Como dice el lema sin clientes no hay prostitución y sin prostituyentes no hay trata”, cerró.