martes 14 julio, 2020
Ultimas noticias

Día Nacional del Bombero Voluntario: en La Matanza, nuevos protocolos y las mismas deudas

UNLaM TV dialogó con Gustavo Cid, presidente de Bomberos Voluntarios del Distrito, que repasó los cambios de la actividad en contexto de pandemia y volvió a demandar ayuda del Estado para afrontar deudas millonarias.

Este martes dos de junio se conmemora el Día Nacional del Bombero Voluntario en Argentina, en honor a la fundación, en 1884, del primer cuerpo de bomberos voluntarios, en el barrio porteño de La Boca.

UNLaM TV dialogó con Gustavo Cid, presidente de Bomberos Voluntarios de La Matanza, quien detalló los cambios que padeció la tarea de bomberos en este contexto de pandemia, y también volvió a poner en agenda la deuda millonaria que afronta la institución.

“En estos tiempos nuestro trabajo cambió mucho. Hoy nuestros servicios han aumentado muchísimo en lo que son rescate de personas, asistencia de los medios de salud. Cuando nos piden, cuando una ambulancia va a buscar personas con un contagio potencial, muchas veces nos encontramos con situaciones particulares, como nos pasó hace 15 días, con una persona que vivía sola, estaba encerrada en su casa, y tuvimos que violentar la puerta. Toda esa maniobra los médicos no la hacen, la tenemos que hacer los bomberos”, detalló Cid.

“Todo eso involucra, además, las medidas de prevención del contagio de COVID-19. Se está trabajando día a día en un montón de intervenciones de este tipo, asistiendo a los medios de salud, sumados a todos los servicios de incendios y accidentes”, especificó.

Obviamente, en el actual contexto de COVID, los protocolos cambiaron. “Se está trabajando específicamente para esta pandemia con protocolos nuevos. Si bien los bomberos ya tenemos capacitaciones respecto a los riesgos biológicos, nunca los hemos experimentado a este nivel. Y tenemos que capacitarnos específicamente para este virus, con todos los nuevos elementos de protección, sistemas de limpieza y desinfección, sumado a lo que ya hacemos como bomberos en todos los tipos de servicio”, enumeró el presidente de la institución.

Entre esos protocolos, Bomberos estableció un sistema de guardias mínimas. “Tuvimos que replantear la vida del bombero voluntario en el cuartel. Implementamos protocolos nuevos, donde se hicieron guardias permanentes de cinco bomberos, para proteger de posibles contagios al resto de los bomberos”, contó Cid.

“Esas guardias mínimas, integradas por un chofer, el encargado y tres bomberos, son las que cubren el cuartel las 24 horas. Preservamos que esos grupos de bomberos no se crucen, previendo posibles contagios, y que no tengamos que poner en cuarentena a todo el cuerpo activo. En La Matanza, somos 220 bomberos voluntarios en seis cuarteles”, detalló. “Parece mentira, pero ha bajado entre un 20 y un 30 % la cantidad de incendios. Pero han aumentado otros (siniestros) que antes no teníamos”, contó.

La situación económica

En el aspecto económico, la institución continúa en medio de deudas millonarias. Y eso se traduce en detalles básicos, como la compra de equipos de protección biológica para la pandemia. “Tuvimos que adquirir, con los poquísimos recursos que tenemos, equipos para estos cinco bomberos por cuartel. Pudimos comprar 30 equipos de protección personal para riesgo biológico”.

“Es importante decir que los servicios no se han dejado de cumplir, pero no los cumplimos como nos gustaría. Porque, por ejemplo, son cinco equipos de protección personal, que los tenemos que andar prestando de bombero a bombero, para que puedan salir en la próxima guardia. Y obviamente, con este tema del riesgo biológico, es fundamental no compartir elementos. Pero bueno, no nos queda otra que desinfectarlos y compartirlos”, lamentó.

La situación financiera de la institución continúa siendo muy delicada. “Como es de público conocimiento, Bomberos La Matanza está atravesando una crisis, al punto de que tres estaciones de servicio nos cortaron el combustible. La estamos pasando mal, y estamos tratando de cumplir con todos los servicios que tenemos”, relató Cid.

Tampoco, por el momento, llega la ayuda municipal. “No tuvimos ayuda, y esta semana parece que definitivamente nos bajaron el pulgar. Y nos dijeron que no, que lamentablemente no hay ayuda disponible para los bomberos voluntarios. Así que realmente esto lo tiene que saber la sociedad. Seguiremos adelante como lo hicimos siempre, sin la ayuda municipal. Pero Bomberos tiene una deuda de muchísimos millones de pesos, y, sin la ayuda del Estado, es imposible sanear esta situación”, concluyó.