viernes 23 octubre, 2020
Ultimas noticias

Dueños de gimnasios dieron una clase al aire libre frente al Municipio en reclamo de reapertura

Comerciantes y entrenadores matanceros del sector armaron un “gimnasio” frente al Palacio municipal y esperan ser recibidos por las autoridades para poder retomar su actividad, luego de siete meses de aislamiento social por el coronavirus. “No podemos sostener más las puertas cerradas”, cuestionan.

En el mediodía de este jueves, cientos de dueños de gimnasios de La Matanza improvisaron un gimnasio al aire libre frente al Palacio municipal y dieron clases en forma gratuita. La propuesta se organizó como forma de protesta para ser habilitados y volver a trabajar luego de siete meses de aislamiento social por el coronavirus.

En diálogo con El1 Digital, Carlos Mazzotto, dueño de un gimnasio ubicado en San Justo, se refirió a la ingeniosa manifestación, la segunda en las últimas dos semanas: “La idea es manifestarnos pacíficamente con una clase al aire libre”.

“Esperamos que alguien nos reciba. Presentamos el petitorio la semana pasada”, expresó, sobre el protocolo que los comerciantes enviaron a las autoridades municipales para trabajar con todas las medidas sanitarias necesarias ante la pandemia: “Pedimos que tengan consideración con nuestro rubro y que la reapertura sea ya”.

El sector es uno de los pocos que cerró sus puertas desde el 20 de marzo y, desde allí, no puede generar ingresos: “Nosotros no podemos aguantar hasta que pase esta etapa del aislamiento, el 24. No podemos sostenerlo más, son siete meses con las puertas cerradas, sin ninguna ayuda económica y generando deudas”.

Además, cuestionó que, al igual que había ocurrido con los trabajadores del sector gastronómico, en municipios vecinos, la actividad ya tuvo el visto bueno para funcionar: “Tenemos el protocolo que corresponde y podríamos estar trabajando, como lo hace el municipio vecino de Morón”.

Por otro lado, Mazzotto y los demás comerciantes no ocultaron su sorpresa ante la apertura del shopping de San Justo, el miércoles pasado: “El shopping reabrió con una capacidad del 30 por ciento, que son unas 2.000 personas”. “No entendemos por qué nosotros no podemos estar trabajando con una cantidad reducida de gente”, añadió.

Por último, hizo hincapié en la importancia de los gimnasios y el ejercicio físico: “El gimnasio es salud, más en estos días con el estrés que genera la pandemia”. “Esperamos que alguien nos reciba y se tome en cuenta nuestro reclamo”, concluyó, al tiempo que no descartó una nueva movilización en los próximos días.