martes 11 agosto, 2020
Ultimas noticias

Efecto pandemia: en junio, las ventas minoristas se desplomaron 49,3 por ciento en el AMBA

Según la CAME, el mes pasado, la caída de las ventas minoristas fue de 34,8 por ciento interanual en todo el territorio nacional. El número asciende a 60,7 por ciento en los rubros no esenciales ubicados en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Allí, Joyería y relojería e Indumentaria tuvieron los mayores derrumbes, con 75,8 y 73,7 por ciento, respectivamente.

El comercio es, sin dudas, uno de los sectores productivos que resulta más perjudicado con los efectos del aislamiento social por la pandemia de COVID-19. En la mayoría de los casos, pasaron más de cien días desde la última vez que pudieron abrir sus puertas y registran muy poca rentabilidad, lo que derivó en cientos de cierres.

Reflejo de ello son los resultados del informe dado a conocer este lunes por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que da cuenta de que, en junio, las ventas minoristas PyMEs tuvieron un desplome de 34,8 por ciento promedio interanual en todo el territorio nacional.

La caída se debe, principalmente, a la menor circulación de personas en la calle por la cuarentena ante la pandemia, el poco dinero circulante y una incertidumbre generalizada. Si bien en la mayoría de las provincias del país, comenzó una reactivación ese mes, la misma fue en forma muy paulatina.

Así, los rubros que tuvieron las menores bajas fueron los considerados esenciales, como Farmacia, con -12,7 por ciento; Alimentos y bebidas, con -19,4; y Ferreterías y materiales eléctricos y de construcción, con -22,9. En contraposición, los mayores descensos fueron para Perfumería y cosmética y Calzados y marroquinería, con 52 y 50,7 por ciento, respectivamente.

Además, las proporciones entre comercios en alza y en descenso no se modificaron, con un 84,8 por ciento que manifestó caídas anuales. A su vez, para el 42,4 por ciento de las firmas consultadas, la situación en junio fue mala, mientras que para un 29,6 fue regular y para un 11,5, crítica.

El AMBA, con los peores números

Sin embargo, los peores resultados correspondieron al Área Metropolitana de Buenos Aires, la zona foco de contagios y en la que hubo mayores controles y restricciones durante, casi, todo junio. Allí, el derrumbe en las ventas minoristas fue de 49,3 por ciento interanual. Quitando los rubros esenciales, la cifra asciende a 60,7 por ciento.

Los rubros esenciales tuvieron las menores caídas, con un -16,8 por ciento en Farmacia y un -26,4 en Alimentos y bebidas. En esta categoría la mayor disparidad fue en Ferretería y materiales eléctricos y de construcción, con -42,1.

Entre los rubros no esenciales, los mayores desplomes del AMBA fueron en Joyería, relojería y bijouterie, con -75,8 por ciento; Indumentaria, con -73,7; Calzados y marroquinería, con -72,5; Bazar y regalos, con -68; Neumáticos y repuestos de autos y motos, con -66,3; Juguetería y librería, con -62,7; y Perfumería y cosmética, con -61.