viernes 05 junio, 2020
Ultimas noticias

EL CUIDADO DE LA AUDICIÓN

La hipoacusia es la disminución de la capacidad auditiva normal.

Esta puede aparecer desde el nacimiento o desarrollarse en cualquier estadio de la vida casi sin manifestaciones previas y sin darnos cuenta. Salvo en una pérdida súbita.

Es bien sabido y aceptado que después de los 50 años puede notarse alguna “molestia” generalmente en la comprensión en ambientes ruidosos o en conversaciones cruzadas.

Eso, que en la vista es conocido como Presbicia y conlleva al primer anteojo de leer (cuando ya no alcanza el largo del brazo para alejar el texto y enfocar la luz) en la audición se denomina Presbiacusia. Se suele escuchar expresiones como: “No estoy sordo, pero busco ubicación adelante en el teatro, escapo a reuniones con mucha gente (música, conversaciones, ruido de platos en el restaurante, etc.)“. “No es que no oigo, pero no escucho bien, no comprendo”

Este no es el único proceso que nos ocupa en el deterioro auditivo, pero es el más común porque es fisiológico; no es una enfermedad; es el envejecimiento de algunas células del oído y/o del nervio auditivo que sucede antes o más tarde según nuestro mapa genético y puede acelerarse con algunas prácticas poco amigables para el oído como la ingesta de ototóxicos (remedios – drogas – bebidas – etc.), la exposición a determinados niveles de ruido en la industria, en algunas profesiones y lo que es peor en algunos hobbies (caza – tiro – música – etc.) siempre que se practique sin la protección necesaria.

A medida que pasa el tiempo la presbiacusia avanza a un ritmo incalculable, la audición puede descender un porcentaje cada año o hacer una caída notoria sin volver a sufrir modificaciones por años. Otra vez esto dependerá de la marca genética.

Lo cierto es que la población desde los 50 años, antes o después será candidata a usar audífonos.

El que debe usar anteojos no pone resistencia. Porqué hay resistencia al audífono si es pequeño, cosmético, 100% digital y automático, si en nuestro país se trabaja con tecnología de punta entre las mejores marcas mundiales?.

Es real que mientras el anteojo nació en la óptica, promocionado por hermosas modelos, como Sofía Loren con enormes ojos y más grandes anteojos. Brigitte Bardot anteojos redondos del color de cada vestido. Los Beatles…Anteojos super sport, de sky, de sol…. Todos se ven, todos tapan la cara y lo que es peor, la expresión.

Por otro lado, el audífono nació en las ortopedias y por eso se llamó prótesis auditiva.

Psicológicamente, es diferente ponerse un anteojo que una prótesis auditiva!!!!!.

Además, los audífonos eran verdaderos amplificadores generando mucha molestia en los ambientes ruidosos. Por esa razón, el usuario recurría a la famosa “ruedita” con la que se controlaba el volumen. Si el ambiente estaba fuerte era necesario bajar el audífono, disminuyendo el ruido y también la palabra. A diario se escuchaba: “Al final ya no sé cómo escucho, espero que llegue la noche para sacarme el audífono y descansar”.

WIDEX, la empresa danesa de investigación y desarrollo de la más alta tecnología digital en audífonos, quiere llegar a usted con mensajes de concientización sobre los temas inherentes a la audición y las posibilidades que podemos ofrecer para complementar su comunicación y no resignarse a la soledad.

EL AUDÍFONO MODERNO

Un audífono moderno es un procesador de habla y ruido que contiene:

  • Un micrófono que recibe sonido
  • Un chip, o sea una mini computadora, que lo analiza y separa ruido y habla, lo personaliza a la audición del usuario, lo regula automáticamente en tiempo y espacio y lo envía a
  • Un receptor o auricular que transmite el sonido ampliado y modificado al oído por medio de un molde que, a diferencia del auricular del celular u otro equipo de audio, será personalizado.

Hoy en día no es necesario el control de volumen, los cambios de audibilidad son automáticos y dinámicos gracias a los sistemas de reducción de ruido con énfasis para el habla, adaptación personalizada hasta en 15 tonos independientes y el nuevo control del escape de sonido a través del molde del oído.

Para decidir la mejor opción de equipamiento según la edad, dificultad auditiva, antigüedad de la misma, diagnóstico y necesidad social, es indispensable hacer una prueba de audífonos personalizada en la que:

  • Se evalúa la mejora de audición como un simple proceso matemático: Nivel de pérdida ­­+ Amplificación = Audición final.
  • Se evalúa la mejora en la comprensión del habla con material de sílabas, palabras u oraciones, específico y protocolizado.
  • Se evalúa la incidencia del ruido ambiente en la tolerancia y en la comprensión del habla.

De estos test surge la mejor opción estética y de adaptación en silencio y en ruido.

En este sentido y con el fin de llevar soluciones a los hipoacúsicos y debido a las restricciones que nos plantea la cuarentena que nos toca vivir, Widex Argentina a través de los profesionales de sus sucursales y su red de distribuidores, implementó medidas excepcionales que pone a su disposición.

La red de Centros Widex permanecerá abierta para atención al público de lunes a viernes cumpliendo el siguiente protocolo:

  1. Horario con cita previa por teléfono o a través de la página web.
  2. Distancia de seguridad de 1.5 metros entre el profesional y el paciente.
  3. La atención se realiza con barbijo y/o pantalla para asegurar la lectura labial a los que la necesitan
  4. Distancia de 2 metros entre paciente y paciente en la sala de espera
  5. Se dispone de alcohol en gel en la recepción y en cada consultorio para el paciente y el profesional.
  6. ½ hora libre entre cada paciente para higienizar el consultorio y los elementos usados.

Además, se implementaron medidas de acercamiento al usuario:

  1. Envío de pilas y accesorios de reposición a todo el país.
  2. Envío de audífonos reparados por Servicio Técnico o de reposición, sólo si se trata del mismo modelo anterior, para poder ser calibrado según el archivo de pacientes Widex.
  3. Consultas, guías y soporte a través de las redes sociales en cualquier horario, con respuesta en el horario de trabajo inmediato.
  4. Atención remota para algunos modelos de audífonos. En esos casos se podrá calibrar o re calibrar estando el paciente en su casa y el profesional en la oficina.
  5. Ventas online.
  6. Barbijos y Pantallas faciales transparentes para no desalentar la labiolectura.
  7. Video llamadas con horario prefijado, para aclarar dudas de los nuevos usuarios.

Como resumen de estas ideas se debe tener muy en cuenta lo siguiente:

  • Su salud auditiva depende de su médico ORL de confianza.
  • Su salud mental y social depende de su audición.

Oír es comunicarse y comunicarse es vivir.

  • La salud de su audífono no depende del virus; depende de usted.

WIDEX ARGENTINA SUCURSAL RAMOS MEJÍA: 4469 – 0703