viernes 28 febrero, 2020
Ultimas noticias

El Gobierno bonaerense adhirió al Protocolo para la Interrupción Legal del Embarazo

El ministro de Salud, Daniel Gollán, y la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia, Estela Díaz, formalizaron la suscripción a la guía que actualizó el titular de la cartera sanitaria nacional, Ginés González García, en sus primeros días de gestión.

Tal como había anunciado durante la campaña, el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, avanzó con la adhesión de la Provincia al Protocolo para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), actualizado recientemente por el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, tras el veto del expresidente, Mauricio Macri, sobre el final de su gobierno.

La firma del acuerdo se concretó este viernes en La Plata, en un acto encabezado por el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, y por la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual provincial, Estela Díaz. Sobre el protocolo en cuestión, el titular de la cartera sanitaria recordó que “está en el Código Penal y un fallo de la Corte dijo que hay que hacer este tipo de protocolos” y consideró que “quien no lo hace, no puede decir que respeta a la Justicia o defiende a la República”.

“La ILE no solo es una cuestión sanitaria con la que uno acuerda, es un mandato de la Corte Suprema”, enfatizó Gollán. Vale remarcar que el protocolo sancionado por Ginés González García recoge los procedimientos y las recomendaciones de actuación ante los casos de abortos no punibles contemplados en nuestro Código Penal desde 1921 y luego ratificados por el fallo F.A.L de la Corte Suprema de Justicia nacional en 2012.

El Protocole ILE había sido publicado en el Boletín el Oficial el 22 de noviembre del año pasado con la firma del exsecretario de Salud, Adolfo Rubinstein, y, al día siguiente, fue vetado por Macri por considerar que el funcionario había avanzado sin consultar con sus superiores al respecto, a pesar de que solo representaba una guía de actuación para los efectores de salud a la luz de los derechos ya consagrados por la legislación argentina. Con la asunción del Presidente, Alberto Fernández, el ministro de Salud nacional, Ginés González García repuso el protocolo.

Como es una guía nacional, cada provincia debe adherir al texto para que tenga plena vigencia en cada jurisdicción. En concreto, el protocolo establece que, para acceder a la ILE, las personas gestantes solo deberán pedirla, dar su consentimiento informado y firmar una declaración jurada que certifique que su situación está alcanzado por los casos comprendidos.

Las tres causales previstas por el Código Penal indican que el aborto no es punible si el embarazo representa un peligro para la vida de la mujer o persona gestante y este peligro no puede ser evitado por otros medios; si el embarazo representa un peligro para la salud de la mujer (entendida la salud como el bienestar físico, mental-emocional y social, tomando en cuenta los parámetros del Organización Mundial de la Salud); y si el embarazo proviene de una violación.

Es decir, solo implica una guía de salud con recomendaciones médicas teniendo en cuenta el marco jurídico vigente e indicaciones sobre cómo proceder a las interrupciones de los embarazos para proteger la vida de las personas gestantes.

La Provincia no contaba, hasta ahora, con una guía de salud para los abortos no punibles, como sí sucedía en otras jurisdicciones del país. En ese sentido, cabe recordar que la antecesora de Kicillof, María Eugenia Vidal, nunca adhirió ni aplicó el Protocolo ILE que estaba vigente antes de la actualización de Rubinstein.

En 2016, su entonces ministra de Salud, Zulma Ortiz, había presentado una resolución ministerial para garantizar la adhesión al protocolo pero fue vetado por Vidal por decreto y se vio obligada a renunciar, aunque luego aclaró que fue por “cuestiones personales”, algo muy similar a lo que sucedió a nivel nacional entre Rubinstein y Macri.