sábado 16 octubre, 2021
Ultimas noticias

El Gobierno dio un paso más hacia la presencialidad plena en las universidades

El ministro de Educación, Jaime Perczyk, derogó el protocolo que estaba vigente y planteaba un distanciamiento mínimo de un metro y medio entre los alumnos, lo que habilita el regreso a las clases presenciales. Pero, ahora, las casas de estudios, que son autónomas, deberán definir cómo lo pondrán en práctica, en coordinación con las provincias.

El Gobierno nacional decidió eliminar el distanciamiento de 1,5 metros que era obligatorio en las aulas universitarias y, de ese modo, dio un paso más hacia el retorno a la presencialidad plena en el nivel superior. A partir de ahora, serán las propias universidades, en coordinación con las provincias en las que están ubicadas, las que definirán los pasos a seguir con su alumnado, ya sin las limitaciones de los protocolos vigentes hasta ahora, que fueron dejados de lado ante la marcada mejora de los indicadores sanitarios y el avance de la vacunación.

Esto se concretó a partir de una resolución que, en las últimas horas, firmó el ministro de Educación, Jaime Perczyk, con la que se derogó una norma con fecha del 8 de agosto del año pasado que limitaba la presencialidad plena en las universidades. A partir de ahora, las instituciones ya no necesitan recibir el aval de Nación para avanzar en mayor presencialidad, aunque todavía necesitan articular con los ministerios de de Salud de cada provincia.

El texto de la resolución apunta a “establecer que la efectiva reanudación de las actividades académicas presenciales en Universidades e Institutos Universitarios será decidida por las autoridades provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según corresponda, quienes podrán suspender las actividades y reanudarlas conforme a la evolución de la situación epidemiológica”.

Cabe destacar que las universidades fueron avanzando en los últimos meses en modalidades presenciales, enfocadas especialmente en las materias con mayor carga de prácticas y el uso de laboratorios y en la toma de exámenes en las aulas. Pero como son autónomas, cada casa de estudio decide su modalidad de cursada internamente, aunque el protocolo vigente no les permitía avanzar en mayores aperturas.

Si bien ahora se abre la posibilidad de recuperar la presencialidad plena, la idea que prevalece es “no romper el contrato académico” con sus alumnos, quienes se inscribieron este cuatrimestre asumiendo que la modalidad sería completamente virtual, por lo que un cambio de condiciones cerca de fin de año podría representar un obstáculo para su continuidad.