viernes 18 octubre, 2019
Ultimas noticias

El Gobierno instruyó a las fuerzas de seguridad para pedir DNI en las estaciones de trenes

La iniciativa se enmarca en el “Programa Ofensores en Trenes” y es impulsada por el Ministerio de Seguridad, conducido por Patricia Bullrich. Los controles serán al azar, buscando “prevenir delitos” y, también, intervendrán Gendarmería y Prefectura.

Através de la Resolución 845/2019, firmada por Patricia Bullrich, se lanzó el “Programa Ofensores en Trenes”. La iniciativa insta a las fuerzas de seguridad a “extremar recaudos y facultades de control” en las estaciones de trenes y en las propias unidades.

Los controles se llevarán a cabo en “en zonas de ingreso, egreso, tránsito y/o permanencia de personas que utilizan el transporte público en trenes de pasajeros, teniendo por objeto, a través de la verificación de identidad de las mismas, la constatación de la posible existencia y/o vigencia de medidas restrictivas de carácter judicial”.

En concreto, se instruye a efectivos policiales, gendarmes y prefectos a solicitar documentos de identidad y realizar reconocimientos faciales. Para implementar estos controles, la Policía Federal contará con más de mil teléfonos celulares para escanear los DNI, aplicar el programa de reconocimiento facial y conectarse con bases de datos para verificar si están ante alguien requerido por la Justicia.

Además, el personal de seguridad debe notificar a las personas identificadas y advertirles que sus conductas serán monitoreadas. “En caso de comprobarse la existencia de medidas restrictivas, se comunicarán a la autoridad judicial pertinente, labrándose un acta en la que se notificará a la persona identificada de lo que, en consecuencia, disponga dicha autoridad”, añade la reglamentación.

En los considerandos, la resolución reza que “la seguridad interior implica el debido y más eficaz tratamiento policial, preventivo o represivo, frente a desastres naturales o causados por el hombre y a ilícitos que por su naturaleza, magnitud, consecuencias previsibles, peligrosidad o modalidades, comprometan la libertad, la vida, el patrimonio de los habitantes, sus derechos y garantías, los servicios públicos esenciales y, en particular, la plena vigencia de la Constitución Nacional y de las leyes dictadas en su consecuencia”.