viernes 30 octubre, 2020
Ultimas noticias

El Gobierno presentó un proyecto para que haya un monto fijo en las transferencias de seguridad a la CABA y desligarlas de la coparticipación

En medio de la tensión con el Gobierno porteño, que prepara una presentación ante la Corte Suprema de Justicia por la rebaja en el porcentaje de coparticipación, Nación envió una iniciativa al Senado que fija en 24.500 millones de pesos los gastos que, este año, debe transferirle a la Ciudad para sostener el traspaso de la Policía Federal.

Mientras el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, prepara la presentación que hará ante la Corte Suprema de Justicia para frenar la rebaja de 1,18 puntos de coparticipación que el Presidente, Alberto Fernández, decretó la semana pasada para crear el Fondo de Fortalecimiento Fiscal para la provincia de Buenos Aires, el Gobierno nacional giró un proyecto al Senado para “ordenar” el monto de las transferencias que, según sus cálculos, le corresponden a la Ciudad por el traspaso de la Policía Federal.

El texto del proyecto, que ingresó por la Cámara alta, fija en 24.500 millones de pesos el gasto anual necesario en 2020 para garantizar las funciones de seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), en el marco del proceso de transferencia progresiva de funciones de la Policía Federal a la órbita porteña dispuesto hace cuatro años. En ese momento, el entonces Presidente, Mauricio Macri, le aumentó 2,35 puntos de coparticipación a la Capital Federal para sostener esas funciones y, luego, en 2018, ante el planteo de los gobernadores, rebajó ese excedente a 2,1 puntos para que la coparticipación total que recibe Rodríguez Larreta quedara en el 3,5 por ciento actual.

Pero, de acuerdo al decreto que Fernández firmó la semana para desactivar el conflicto policial en la provincia de Buenos Aires, esos fondos eran excesivos, por lo que reorientó 1,18 puntos hacia la administración de Axel Kicillof. Con esos cambios, la coparticipación a la Ciudad descendió de 3,5 a 2,32 por ciento en total. Ahora, a partir de este proyecto de ley, Nación busca establecer un monto fijo para esas transferencias, que serán actualizados cada año «de acuerdo a un índice compuesto, en un 80 por ciento, por el índice nominal del salario promedio de la Policía Federal y, en un 20 por ciento, por el Índice de Precios al Consumidor elaborado por la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad, ambos correspondientes al año precedente», según figura en el texto de la iniciativa.

En ese marco, para el presente ejercicio, se fija un monto de 24.500 millones de pesos para sostener el traspaso de la Policía Federal, que se dividirá en cuotas mensuales que se transferirán desde el Tesoro Nacional hacia la Ciudad y su actualización se realizará en forma trimestral. Además, se establece que el jefe de Gabinete nacional adecuará el presupuesto de este año “a efectos de afrontar el financiamiento de los gastos establecidos”, es decir, los 24.500 millones de pesos, “en forma proporcional al tiempo restante hasta la finalización del actual ejercicio”.

Por eso, si la ley prospera en el Congreso, “el Poder Ejecutivo realizará la readecuación de la participación que le corresponde a la Ciudad”, por lo que la coparticipación volvería al 1,4 por ciento original que recibía antes del traspaso de la Policía, cuyos gastos quedarían cubiertos por los fondos creados por esta ley, y ya no atados a la coparticipación.

En ese sentido, la iniciativa plantea la necesidad de “corregir y superar la situación de desigualdad carente de fundamentos razonables” generada por los decretos de Macri “que impusieron a la Nación el pago de un monto que superaba, con creces, el costo de los servicios transferidos”. Es que, según un informe técnico elaborado por la Secretaría de Provincias del Ministerio del Interior, junto a las carteras de Economía y de Seguridad nacionales, entre enero de 2016 y diciembre de 2019, la Ciudad recibió un excedente de 86.269 millones pesos para sostener las funciones de seguridad.

Para evitar planteos de discrecionalidad, Fernández resolvió saldar la discusión en el Congreso con esta ley, y desligarla de las cuestiones de coparticipación. Por eso, si se sanciona la iniciativa, a partir de ahora, en cada Presupuesto nacional aprobado por el Senado y la Cámara de Diputados, deberán estar previstos estos fondos en un apartado especial.