viernes 15 noviembre, 2019
Ultimas noticias

El lunes, se volvería a entregar harina y el kilo de pan aumentaría a 140 pesos

Desde las federaciones industriales panaderiles, indican que la falta de provisión de harina de los molinos a las panaderías terminaría cuando “se estabilice parcialmente la economía”, lo que podría ocurrir desde la semana próxima. Además, el kilo de pan, que se vende en hasta cien pesos, aumentaría hasta a 140.

Como era de esperarse, las elecciones presidenciales generaron una importante incertidumbre en los distintos sectores económicos. Previo a los comicios, varios productos ya habían presentado remarcaciones, como algunos artículos de la canasta básica, que mostraron un incremento en sus precios de alrededor de 15 por ciento.

Sin embargo, uno de los sectores que tuvo consecuencias más complicadas fue el panadero. Porque, desde la Federación Industrial Panaderil de la Provincia de Buenos Aires, advirtieron que los molinos dejaron de entregar harina a las panaderías en la semana posterior a las elecciones.

“La venta de harina está suspendida hasta que se normalice parcialmente la economía. El sistema comercial del país está muy convulsionado”, aseguraron desde la federación, debido a que el precio del trigo es un producto de exportación y la harina se rige en función del dólar, a pesar de venderse en pesos.

Vale destacar que, tras las elecciones, el dólar osciló entre los 60 y los 65 pesos, aunque, esta semana, su valor bajó a poco más de 63. Así, la bolsa de harina de 50 kilos, que se estaba vendiendo en 1.000 pesos, pasó a costar unos 1.300.

El incremento en la materia prima significaría un nuevo aumento en el kilo de pan, que, por estos días, se vende en alrededor de cien pesos. Pero, con el nuevo escenario, tendría un alza del 30 por ciento, es decir, costaría 140 pesos. No obstante, no se descartan variaciones al asumir el nuevo Gobierno.