jueves 02 abril, 2020
Ultimas noticias

El Presidente Alberto Fernández anunció el “aislamiento social preventivo y obligatorio” para evitar la propagación del COVID-19

Será desde las cero horas de este viernes hasta última hora del 31 de marzo inclusive. Advirtió que será “inflexible” con aquellos que no cumplan con la normativa y pidió la colaboración de todos los argentinos.

Este jueves, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), el Presidente Alberto Fernández anunció el “aislamiento social preventivo” y de carácter “obligatorio” por diez días de corrido desde la primera hora de este viernes 20 de marzo y hasta las 23.59 del martes 31 del mismo mes, con el objetivo de evitar la propagación del COVID-19 y reducir el impacto de la pandemia de coronavirus en el país. “El primer deber de un gobernante es resguardar la salud de su pueblo”, enfatizó el primer mandatario.

La decisión del Gobierno implica que los ciudadanos no podrán salir de sus hogares, salvo en casos de emergencias médicas o asistencia a las farmacias y la compra de comida en comercios cercanos a sus domicilios. Asimismo, no tendrán la obligación de asistir a sus lu gares de trabajo, a excepción de aquellos que formen parte de los sectores considerados “esenciales” como son la producción, distribución y venta de alimentos y fármacos; personal de sanidad; efectivos de seguridad y operarios afines al petróleo, refinerías de naftas y gasoil; y periodistas y trabajadores de los medios de comunicación, entre otros casos.

En el mismo sentido, permanecerán con sus puertas cerradas todos los comercios que vendan productos de segunda y tercera necesidad, así como bares, restaurantes y lugares de entretenimiento como cines, teatros y casinos. Al mismo tiempo, se mantienen cerradas las fronteras de todo el país y se reduce la atención en las guardias para casos que no tengan síntomas que coincidan con el COVID-19 y el transporte público de pasajeros.

Cabe destacar que aquellas personas que circulen por las calles violando la cuarentena serán acusadas de “Delito contra la salud pública” por los efectivos de seguridad de las fuerzas federales, provinciales y comunales afectados al control. “Los efectivos estarán controlando a quien circula por las calles y el que no pueda explicar el motivo se verá sometido a la sanción que prevé el Código Penal”, sostuvo el Presidente.

“Vamos a ser inflexibles. Es una medida excepcional que tomamos en un momento excepcional y en el marco de lo que la democracia permite”, aseguró el jefe de Estado, al tiempo que solicitó a los gobernadores “la máxima severidad” que conlleve el acatamiento total del aislamiento. Así las cosas, advirtió que, para estos casos, utilizará “todas las herramientas que la democracia” le permita para con quienes violen la normativa. En estos casos, los efectivos procederán a su detención y secuestro de vehículo en el caso de que el infractor se mueva por esa vía.

Respecto al tiempo que durará la cuarentena, se trató de que sea la menor cantidad de días hábiles. Para tal fin, se trasladó el feriado del 2 de abril al 31 de marzo y se decretó el lunes 30 como feriado puente. De esta manera, serán solo tres los días hábiles que se incluyan dentro del aislamiento. “Dictamos esta medida pensando en que los efectos económicos sean los menores posibles. Hemos calculado todo”, ratificó.

“Llegamos al gobierno sabiendo que íbamos a gobernar tanto en los buenos como en los malos momentos. Espero que haya mejores momentos en los cuatro años que me quedan como Presidente”, agregó Fernández, quien reiteró el pedido de colaboración de todos los argentinos y todas las argentinas, en especial a los habitantes del Área Metropolitana de Buenos Aires, donde, precisó, “se encuentra el 70 por ciento de los casos detectados”.

Al mismo tiempo, anticipó que, en los próximos días, atenderá las cuestiones que respectan a los trabajadores informales y a quienes lo hacen en carácter de monotributistas: los beneficiará con medidas acordes a la actividad para que no tengan consecuencias de ningún tipo y puedan acatar el aislamiento sin más preocupaciones que las que el virus conlleva, se comprometió. Finalmente, pidió la colaboración y responsabilidad de los periodistas para informar de manera correcta. “Tenemos dos luchas a la vez: la pandemia y la psicosis que genera”, advirtió.