martes 11 agosto, 2020
Ultimas noticias

El Presidente encabezó el acto por el Día de la Independencia con un mensaje de unidad ante la pandemia

Con la participación por videoconferencia de todos los gobernadores del país y acompañado por representantes sindicales y empresarios, Alberto Fernández llamó a dejar las divisiones y el odio de lado para superar esta crisis. «Todos unidos tenemos que construir la Argentina que se viene», convocó.

El Presidente, Alberto Fernández, encabezó este jueves, mediante una videoconferencia desde la residencia de Olivos, el acto central por el Día de la Independencia que se realizó en la ciudad de Tucumán. Acompañado de manera virtual por los gobernadores de todo el país, con los que se había reunido este miércoles, el jefe de Estado se comunicó con el mandatario tucumano Juan Manzur, quien se sumó desde la Casa Histórica de Tucumán, donde se firmó el acta de la independencia en 1816 y donde se realiza tradicionalmente la ceremonia.

«Yo prometí que el gobierno que asumí desde el 10 de diciembre iba a ser el gobierno de un Presidente y de 24 gobernadores. Acá estoy yo y el gobierno de la Argentina, todos unidos y trabajando para enfrentar lo que nos toca vivir», dijo Fernández al iniciar el acto, al que, además, invitó a presenciar desde Olivos a los titulares de la Unión Industrial Argentina, la Cámara Argentina de Comercio, la Cámara de la Construcción, la Sociedad Rural, la Asociación de Bancos Argentinos y la Bolsa de Comercio y a referentes de la CGT para mostrar su voluntad de unir a todos los sectores para reconstruir la Argentina cuando culmine la pandemia de coronavirus.

Al cederle la palabra a Manzur, el Gobernador tucumano le recordó al Presidente que recibió “un país en terapia intensiva al que agarró una pandemia”, por lo que le expresó la “confianza de los gobernadores» en su gestión de la crisis desatada por el coronavirus. “Usted va a cumplir su sueño, poner de pie a la Argentina”, agregó durante su breve mensaje.

«Ante estos tiempos difíciles, debemos ser como aquellos hombres que tuvieron coraje y no angustia», destacó Fernández sobre los héroes de la independencia y agregó: «Quisiera poder tener la templanza y el coraje para enfrentar este tiempo tan difícil como el que hoy nos toca». En ese sentido, valoró la unidad de acción ante la pandemia, más allá de las diferencias políticas, porque, aseguró, «todos entendimos que no había un dilema, que no había disyuntiva» entre la economía y la salud. «Trabajamos juntos y ahora estamos tranquilos de que a ningún argentino le faltará asistencia», sumó en ese sentido.

«Vine acá para terminar con los odiadores seriales y abrir los brazos para que todos nos unamos en busca de ese destino común. No vengo a instalar un discurso único. Sé que hay diversidad, la celebro y propicio», y eso es algo que «no me afecta», destacó el Presidente. «Pero lo que necesito es que esa diversidad ideológica se llevada adelante con responsabilidad; sin mentir, diciendo la verdad y respetándonos. Me duele el odio porque nos paraliza», sumó durante el discurso en el que, por último, expresó su deseo de que esta celebración patria «sea una inyección de fuerza que todos los argentinos necesitamos para ponernos de pie».