martes 10 diciembre, 2019
Ultimas noticias

En algunas concesionarias matanceras, las ventas de automotores bajaron hasta “casi un 80 por ciento”

Las caídas de ventas de automotores oscilan entre 60 y 80 por ciento interanual. Además, en un local de San Justo, indicaron que, por la crisis, pasaron de tener 19 empleados a solo ocho. “El interés está muy caro y la gente, directamente, no toma crédito”, aseguran.

La industria automotriz es, quizás, la más golpeada por la crisis económica y el derrumbe del consumo. Según el último informe del INDEC de industria manufacturera, por ejemplo, el sector marcó la utilización de maquinaria instalada más baja de todos, en julio, con el uso de, apenas, el 30 por ciento.

Y, en el territorio matancero, el rubro no escapa a la malaria general. Porque, en diálogo con UNLaM Noticias, Nelson Pinella, encargado de Pinella Automotores, aseguró que, en su caso, “del 2018 al 2019, las ventas han caído un 60 por ciento, que es muchísimo a lo que se está acostumbrado a vender”.

Por su parte, Santiago Marelli, de Marelli Sports, expresó que “se estima una caída de 33 por ciento entre julio y agosto del año pasado y los meses de este año”, aunque hizo hincapié en que, “en los últimos meses, las bajas fueron mayores, llegando a 55 por ciento”.

Pero el peor dígito lo manifestó Juan Cruz Harguinteguy, encargado de Rolling Motos, que afirmó que “las ventas interanuales disminuyeron casi un 80 por ciento, y mes a mes siguen en caída”. Además, lamentó que ello “llevó a tener que reducir la estructura”. “Hemos llegado a ser 19 en plantel permanente y, hoy, somos ocho los que nos hacemos cargo”, añadió.

Causas y expectativas

Según Pinella, uno de los principales motivos del derrumbe en las transacciones es que “el interés está muy caro y la gente, directamente, no toma crédito”. “Es muy difícil generarle un crédito a alguien con estas tasas porque son, prácticamente, impagables”, enfatizó.

Además, se refirió a la situación del sector en los corto y mediano plazos: “No vemos que se pueda modificar nada en lo que queda de este año ni en el próximo. Creemos que 2020 será de transición, esté el gobierno que esté. Va a ser un año difícil”. “Apostaremos a hacer operaciones sentados con los clientes y preguntando qué necesitan para poder comprar”, cerró.