miércoles 05 agosto, 2020
Ultimas noticias

En qué estado están los dos hospitales que el Presidente prometió reactivar en La Matanza

Son el materno-infantil Néstor Carlos Kirchner, de Gregorio de Laferrere, y el general de agudos René Favaloro, de Rafael Castillo, cuyas obras, con entre 80 y 90 por ciento de concreción, quedaron paralizadas a fines de 2015. Tienen capacidad para casi 340 camas.

El anuncio del Presidente, Alberto Fernández, sobre la inversión que hará su gestión en el sistema sanitario para combatir la pandemia de coronavirus implica un fuerte impacto para La Matanza, dado que incluyó una demanda sostenida por la comunidad del Distrito: la apertura de los hospitales paralizados de Rafael Castillo y Gregorio de Laferrere. Juntos, estos centros de salud tienen capacidad para sumar 340 camas al Distrito más poblado de la Provincia, un territorio que, según los últimos datos del Ministerio de Salud nacional, cuenta con 3,6 camas cada mil habitantes, en contraste con la Ciudad de Buenos Aires, que cuenta con 7,2 camas cada mil ciudadanos.

Estos centros de salud sobre los que, según ratificó el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, a última hora de este miércoles, “ya se están iniciando las gestiones para terminarlos y abrirlos”, formaron parte del plan de “Hospitales del Bicentenario” anunciado el 17 de octubre de 2008, en la primera gestión presidencial de la actual vicepresidenta, Cristina Fernández. El objetivo del plan era construir seis hospitales en la provincia de Buenos Aires y uno en Entre Ríos.

El estado de situación de cada uno de ellos, hoy, es diverso: en el caso del Hospital General de Agudos René Favaloro, situado sobre la Ruta 1.001, entre Soldado Sosa y Echeverría, en Rafael Castillo, las obras llegaron a un 90 por ciento de concreción hasta 2015, con una inversión de 374 millones de pesos. Actualmente, funciona de 8 a 16 y solo cuenta con las especialidades de Clínica Médica y Pediatría, además de los servicios de vacunación, laboratorio, rayos, asistencia en salud mental y adicciones. Tiene capacidad para 160 camas.

Al Hospital Materno-Infantil Néstor Carlos Kirchner, ubicado en el kilómetro 24 de la Ruta 3, en Laferrere, le queda un camino más largo por recorrer. Las obras llegaron a un 80 por ciento, lo que insumió una inversión de 413 millones de pesos hasta 2015, pero el centro de salud, con capacidad para 176 camas, nunca se inauguró. Producto de la paralización de las obras desde hace más de cuatro años, la empresa que había ganado la licitación fue retirando parte de los insumos para evitar que fueran robados o dañados.

Por eso, la apuesta del Gobierno nacional, según confirmó el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, es ir inaugurándolos nave por nave, a medida que avancen las obras. “No concebimos que estos hospitales, durante estos cuatro últimos años, hayan estado cerrados y estén paralizados. Sobrevolamos las instalaciones con el Presidente y me encomendó su apertura inmediata”, reiteró el funcionario nacional en conferencia de prensa este miércoles.