domingo 07 marzo, 2021
Ultimas noticias

“Estamos en estado de alerta y en asamblea permanente”, aseguraron los trabajadores del Hospital Paroissien

Después del último hecho de inseguridad que sufrió una enfermera que se desempeña en el nosocomio, el personal de la Salud realizó una reunión para decidir cuáles serían las medidas que tomarán al respecto.

El jueves, en horas del mediodía, los trabajadores sanitarios del Hospital Paroissien, que se encuentra a la altura del kilómetro 21 de la Ruta Nacional N°3, en Isidro Casanova, convocaron a una asamblea en la que decidieron las medidas a seg uir después del violento asalto del que fue víctima una enfermera que trabaja en el lugar en la madrugada del lunes.

En comunicación conEl1 Digital, Valeria Bonetto, médica pediatra y representante de la seccional CICOP Paroissien indicó: «Hay algunas medidas que la dirección ha logrado, pero consideramos que son insuficientes y sabemos que no van a durar”. “Un ejemplo es la presencia de policías locales, en algunos horarios, un patrullero de la Guardia Urbana, pero esto no se va a sostener en el tiempo”, informó.

“Ante esta respuesta tan pobre, decidimos realizar esta asamblea en la que comentamos esta situación”, expresó la delegada. Asimismo, manifestó su disgusto señalando que cada vez que sucede un hecho de inseguridad deben realizar este tipo de acciones para lograr que escuchen sus pedidos.

La profesional señaló que durante la asamblea se decidió, en primera instancia, que elevarán una nota para pedir una reunión con el director provincial de hospitales, Juan Sebastián Riera. Además, se requerirán una junta con el jefe departamental de la policía de La Matanza, Walter Mamani.

Por otro lado, se acordó que van a entregar un petitorio firmado por todo el personal con el objetivo de exigir que las autoridades ministeriales, en articulación con el Municipio, garanticen la salud física, psíquica y patrimonial de los trabajadores del Hospital, de los pacientes y de los familiares.

Bonetto expresó: “Se debería realizar un abordaje integral de la grave situación de inseguridad, con medidas suficientes y sostenible en el tiempo”. “No queremos que ninguna compañera, compañero ni ninguna persona que asiste para ser atendida, sufra daño alguno”, agregó.

«Es agotador, pero tenemos que seguir adelante exigiendo para que de una vez por todas haya una respuesta y que se puede preservar la salud de los compañeros porque además del riesgo por la pandemia, pueden llegar a lastimarnos gravemente o robarnos las pertenencias”, concluyó la médica.