martes 11 agosto, 2020
Ultimas noticias

Frentistas inician un “plan de lucha” para exigir el desalojo de la Reserva Natural de Ciudad Evita

Los vecinos manifestaron que comienzan a concentrarse “una vez por semana” en la Rotonda Querandí. Reclamo al Poder Judicial.

Vecinos frentistas de Ciudad Evita difundieron que, a partir de este miércoles, comienzan un “plan de lucha” que consiste en una concentración por semana en la Rotonda de Querandí, para reclamar al Poder Judicial y a otras autoridades el desalojo de la toma de tierras en el predio de la Reserva Natural de esa localidad, en una ocupación que comenzó en octubre de 2019 y se intensificó en los últimos meses. Más allá del progreso en las conversaciones y reuniones con autoridades municipales, policiales y del Poder Judicial distrital en los últimos meses, los vecinos consideran que el pedido debe continuar visibilizado, entre otras cosas, por el crecimiento que advierten en la cantidad de viviendas precarias colocadas allí.

En diálogo con El1 Digital, Walter Waimann, vecino e integrante de la denominada Junta de Seguridad Ciudad Evita Unida, detalló los motivos de la decisión. “El diálogo no se rompió, sigue intacto, y se sigue hablando por todos lados. Ayer (por el martes), hablamos con la jefa de fiscales de La Matanza, Patricia Ochoa, para pedirle que unifique las causas de las tomas, y se comprometió a pedirlo. Pero lo de hoy es algo independiente. No es que, porque se sigue hablando, se va a dejar de hacer”, comenzó.

“Es una medida que se va a repetir todas las semanas, hasta que se haga real lo que prometen. Esa es la idea. Lo que estamos pidiendo es el desalojo de las tierras. Estamos pidiendo que Gendarmería custodie el lugar para impedir nuevas tomas y que la Fiscalía ordene el desalojo de las tierras tomadas”, remarcó Waimann.

El vecino aclaró que aquella ocupación de octubre de 2019 está vinculada a las de los últimos meses. “Una toma está relacionada con la otra, porque se está pidiendo el desalojo de las que arrancaron en octubre. Pero pasa que la última toma fue consecuencia de esa. Los mismos vecinos que estaban en la toma vieja de año pasado quisieron tomar más terreno, expandir las tomas del año pasado”, explicó. “Estamos pidiendo que la Fiscalía termine el papeleo para (efectivizar) el desalojo. Para que te des una idea, empezaron con 20 casitas y, ahora, hay más de cien”, planteó.

En la causa por desalojo, según señaló Waimann, intervienen la “UFI Nº 1 y la UFI Nº 2 de Gregorio de Laferrere”.