martes 17 septiembre, 2019
Ultimas noticias

“Hay una incertidumbre en la que no se puede poner un precio porque no sabemos”, afirman los panaderos

Así lo expresó a este medio el titular de la Federación Industrial Panaderil de La Matanza, Emilio Majori, sobre las consecuencias de la suba del dólar en el sector. “Los molinos nos dan un precio para la bolsa de harina, pero no nos entregan”, indicó y adelantó que habrá un aumento en el kilo de pan, aunque no pudo precisar de cuánto será.

Luego de los resultados de las elecciones PASO, los mercados abrieron con noticias muy malas para el país porque, en pocas horas, el dólar tuvo una escalada de alrededor de 15 pesos y pasó de 46 a 61. Las consecuencias para la economía argentina, que tiene su estructura productiva dolarizada, fueron negativas.

Porque, en varios sectores, se registraron aumentos y desabastecimiento. En diálogo con El1 Digital, el vicepresidente de la Federación de Industriales Panaderos de la Provincia de Buenos Aires y titular de la entidad a nivel local, Emilio Majori, confirmó que, por estos días, el rubro se ve afectado.

“El aumento del dólar trae aparejados estos inconvenientes. Nosotros comprábamos la bolsa de 50 kilos de harina a 900 pesos y, de repente, el lunes, pararon de vender”, expresó y aseveró: “Según los molinos, el precio de la bolsa, ahora, es de entre 1.180 y 1.250 pesos. Dan ese precio, pero no entregan”.

No obstante, descartó que, debido a la falta de entrega de la materia prima, pudiera haber desabastecimiento de pan en las panaderías: “Si los molinos no entregan, se van endeudando y la cadena de pagos de proveedores e impuestos tiene que girar. Los molinos tienen mucha gente y qué se le dice a esa gente”.

Inminentes aumentos

Otra consecuencia de esta cuestión es una nueva suba en el alimento. Hasta hace pocos meses, la Federación Industrial Panaderil local había llegado a un acuerdo para que el kilo de pan se vendiera entre 80 y 95 pesos en el Partido. Pero, con esta alteración, se espera que el producto supere los cien pesos en pocos días.

“Estamos en otro margen. Va a haber un aumento, pero no se sabe de cuánto. Hay una incertidumbre en la que no se puede poner un precio porque no sabemos”, indicó Majori y concluyó: “Hay que ver en dónde termina este disloque financiero”.