sábado 26 septiembre, 2020
Ultimas noticias

“Hubo cuatro años donde todo se paralizó y se favoreció la desintegración argentina”, cuestionó el Presidente Alberto Fernández

El primer mandatario lamentó que el país que imaginó en 2003, cuando era jefe de Gabinete, “aun tiene cuentas pendientes” y mostró “orgullo” de ser el encargado de avanzar en “aquello que inició Néstor y continuó Cristina”. Además, defendió las nuevas restricciones al mercado de cambios al sostener que el dólar debe dejar de ser una herramienta para “especular financieramente” porque “se lo necesita para producir”.

En el mediodía de este miércoles, el Presidente Alberto Fernández encabezó, desde la sede central que el Arsat tiene en localidad de Benavídez, partido de Tigre, un acto a través del cual presentó el Plan Nacional de Conectividad “Conectar”. Con una inversión de 37.900 millones de pesos hasta 2023, la política pública buscará, entre otras cosas, extender la Red Federal de Fibra Óptica para universalizar el acceso a internet de banda ancha y a la Televisión Digital Abierta (TDA), servicios fundamentales que tomaron mayor preponderancia durante el desarrollo de la pandemia.

En ese marco, el jefe de Estado aseguró que el país que imaginó en 2003, cuando era jefe de Gabinete, “todavía tiene deudas pendientes” y manifestó que esta situación se da en parte porque, “en el medio, hubo cuatro años donde todo se paralizó y se favoreció la desintegración” nacional. “Veo que todavía hay tareas pendientes de aquello que comenzamos con Néstor (Kirchner), que continuó Cristina (Kirchner)”, expresó, y, tras criticar la gestión de Mauricio Macri, aseguró sentir “orgullo” de ser el “responsable” de seguir con ese trabajo iniciado hace casi dos décadas.

A su vez, defendió las nuevas medidas adoptadas en el sistema de mercado cambiario al sostener que, hoy, Argentina necesita que el dólar deje de ser “una herramienta para la especulación” y “una variable para que algunos acumulen” y sea destinado de lleno a la “producción”. “Tenemos una lógica de la economía que ya no promueve más la especulación y quiere que el dólar deje de ser un mecanismo de especulación, una variable para que algunos acumulen dólares, en un país donde hacen falta para producir y no para guardar”, indicó Fernández.

En esta ocasión, en el estrado estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcom, a cargo del área que diseñó la iniciativa. En tanto, en los alrededores del escenario estuvieron el Gobernador Axel Kicillof; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; el presidente de la Cámara de Diputados y exintendente local, Sergio Massa; la titular de AySA, Malena Galmarini; y el actual intendente de Tigre, Julio Zamora.

En otro tramo de su discurso, el Presidente volvió a referirse a las desigualdades de desarrollo que existen entre “la Argentina del centro y la de la periferia” e insistió en trabajar para generar “igualdad de oportunidades” para toda la población. Además, diferenció el “mérito” de la “meritocracia” para argumentar que lo primero no alcanza si existen condicionantes de base. “No creo en la meritocracia. Si algunos tenemos mejores condiciones que otros, el mérito no alcanza, y es allí donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres, y eso no lo podemos permitir”, recalcó.

Plan Nacional de Conectividad “Conectar”

Según se informó a instancias de la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcom, el Plan Conectar contempla varios ámbitos de acción a través de los cuales se busca reducir la brecha digital brindando conectividad a internet y acceso al servicio de la Televisión Digital Abierta (TDA) a millones de argentinos. Este objetivo se realizará en primera instancia por tierra, a partir de la actualización y extensión hasta los 38.808 kilómetros de la Red Federal de Fibra Óptica, y la renovación los equipos de las cien estaciones de señal digital pública.

También se prevé, a través de la empresa Investigaciones Aplicadas (INVAP), el “desarrollo, construcción y puesta en órbita de un nuevo satélite, el primero de la segunda generación de ARSAT, que estará orientado a la ocupación de las posiciones orbitales de la Argentina, al desarrollo de la industria satelital de telecomunicaciones y a reducir la brecha digital brindando conectividad satelital de alta calidad a 200.000 hogares rurales”. Por último, se pondrá en valor el Centro Nacional de Datos de ARSAT, lo que “permitirá disminuir costos y ahorrar divisas en servicios cloud o nube” para el almacenamiento de datos públicos.