viernes 07 octubre, 2022
Ultimas noticias

Informe de la UNLaM: seis de cada diez argentinos gozan de buen ánimo a dos años del inicio de la pandemia

La nueva encuesta del Observatorio Social de la UNLaM midió el humor de los argentinos en el transcurso de la pandemia del coronavirus.

El Observatorio Social de la Secretaría de Medios y Comunicaciones de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) presentó los resultados de una nueva encuesta comparativa online realizada entre el 27 de mayo y el 1 de junio, que tomó como universo a 1.547 mayores de 16 años residentes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Una de las principales conclusiones del estudio refiere que, a dos años del inicio de la pandemia del COVID-19, mejoró sensiblemente el estado de ánimo de la población. De hecho, un 60,7 por ciento de los encuestados dijo tener un buen/muy buen estado de ánimo en la actualidad.

“Entre los días 11 y 12 de abril de 2020, al cumplirse tres semanas del inicio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), el estado de ánimo era predominantemente positivo. Luego, conforme avanzó la pandemia, se produjo un descenso sostenido. Al analizar la secuencia intermensual de los datos, podemos observar que, en la actualidad, el estado de ánimo mejoró respecto a los registros de los primeros meses de la pandemia”, destacaron desde el Observatorio Social de esta Casa de Altos Estudios en relación al reciente estudio, denominado “Preocupados, distanciados y digitales: estado de ánimo y prácticas sociales, dos años después del primer ASPO».

En este marco, sumaron: “Ante la pregunta sobre el estado de ánimo en el presente, existe un predominio del positivo en el 60,7 por ciento de los encuestados, a diferencia del registro más bajo obtenido en agosto de 2020, cuando solo el 36,4 por ciento de los encuestados afirmaban tener un estado de ánimo positivo”.

También continúan las prácticas de cuidado (uso de barbijos, alcohol en gel y distanciamiento social), se aceleró el uso de las plataformas de video para realizar distintas actividades, así como la implementación de compras on-line en gran parte de la población, y se estableció un consenso social sobre la importancia del rol del Estado.

Datos alentadores

Otro dato que muestra una recuperación del estado de ánimo tiene que ver con la disminución de la cantidad de personas que afirman necesitar ayuda psicológica profesional, por distintos motivos. Así un 3,3 por ciento menos de encuestados (de 56,2 en junio de 2020 a 52,9 en junio de 2022) afirmaron no requerir ayuda, pero además se reduce significativamente la cantidad de estados de ánimo negativos mencionados y el porcentaje de personas que sufren cada uno de ellos.

Según el estudio de opinión pública, en junio de 2022 y tomando como parámetro los últimos seis meses, un 52,9 por ciento de los encuestados manifestó “no creer necesitar ayuda psicológica”; un 19,4 manifestó «ansiedad»; un 17,5, «sensación de tristeza/desesperanza»; un 15,0, «angustia»; un 14,6 dijo que “necesita ayuda psicología, pero por otro motivo”; 11,1, «inestabilidad emocional» ; 4,2, «sensación de soledad»; y 2,6, «ideas de muerte». Todos los indicadores están en baja en relación a las mediciones de 2020.

Preocupaciones y sensaciones

Sin embargo, a la vez que mejora el indicador de estado de ánimo, cambian las sensaciones sobre la situación del país y se acentúan las preocupaciones económicas. “En el estudio realizado en junio de 2022 vemos que crecen la preocupación y la incertidumbre respecto a los registros del 2020, mientras descienden los sentimientos más inmediatos como el agotamiento y el enojo, junto a la ansiedad. El presente se vuelve menos dramático, mientras que el futuro, más incierto”, explicaron desde el Observatorio.

Según la encuesta, un 55,6 dijo sentir «preocupación» durante la última semana sobre la situación actual del país; un 43,2 sintió «incertidumbre»; un 24,6, «enojo»; un 23,9, «agotamiento»; un 18,0, «ansiedad»; un 16,7, «esperanza»; 11,8, «miedo»; 7,7, «tranquilidad»; 6,6, «confianza»; 2,1, «comodidad»; y 1,6, «alegría».

En sintonía, en junio de 2022, el 54,2 por ciento de los encuestados manifestó sentirse «preocupado por la economía del país»; un 52,2 por ciento, por “que no me alcance el dinero”; un 43,8 por ciento, por la «inseguridad»; un 20,6, por la “salud física de mis familiares”; un 17,2, por “mi salud física”; un 15,5, por “mi salud mental”; un 12,0, por “mi puesto de trabajo”; y un 8,3, por “la salud mental de mis familiares”.

“Las preocupaciones sanitarias perdieron peso progresivamente durante los meses de aislamiento, en desmedro de las económicas. En agosto de 2020 las preocupaciones sanitarias agrupadas aun superaban a las económicas, aunque las últimas comenzaban a dominar la grilla. Esta tendencia se consolida e incrementa en el presente”, remarcaron.

Prácticas de cuidado

De acuerdo a los datos de la encuesta, las prácticas de cuidado continúan vigentes a dos años de la pandemia por coronavirus. En el estudio realizado en junio de 2022, el 83,6 por ciento afirmó que continúa utilizando barbijo o tapaboca y el uso frecuente de alcohol en manos se mencionó como habitual en el 62,5 por ciento de la población encuestada, mientras que en tercer lugar se observó que el 53,2 por ciento aun prefiere evitar compartir bebidas y utensilios con otras personas. Respecto al distanciamiento social, el 43,8 por ciento continúa evitando lugares concurridos, el 33,5 por ciento mantiene precaución respecto a la distancia de dos metros y el 51,5 por ciento saluda con el puño.

Actividades digitales

La situación de aislamiento aceleró el uso de las plataformas de video para realizar distintas actividades, así como la implementación de compras on-line en gran parte de la población. Respecto a la última práctica, según la encuesta, en la actualidad el 83,8 por ciento realizó compras por internet, mientras que en abril de 2020 lo había hecho el 48,4 por ciento de los encuestados.

En situación de aislamiento los rubros de consumo online predominantes eran alimentos y limpieza/higiene. En junio de 2022 la mayor parte de los rubros descendieron respecto al aislamiento, a excepción de la indumentaria que incrementó su comercialización online, mientras que tecnología y electrodomésticos mantuvieron su peso.

Respecto al uso de plataformas de video, la misma proporción de personas que usaban durante el aislamiento las continúan usando en la actualidad, aunque cambia la utilidad: disminuye su uso para videollamadas, mientras aumenta significativamente para trabajar o estudiar, y el entretenimiento muestra un crecimiento leve.

Un consenso, la importancia del Estado

En relación a la relevancia del Estado, la encuesta muestra cómo, en junio de 2022, el 85,0 por ciento de los encuestados sostiene que el “rol del Estado” es importante/muy importante. En abril de 2020, un 94,3 por ciento dijo lo mismo; hacia agosto de 2020, en cambio, se había registrado una leve baja: 79,2.

“Dos años después de su inicio, podemos plantear que uno de los efectos de la pandemia en la opinión pública es la estabilización -al menos por el momento- del consenso social sobre la importancia del rol del Estado”, cerraron desde el Observatorio.