viernes 18 octubre, 2019
Ultimas noticias

Infraestructura escolar: finalmente, el SUTEBA local fue recibido por la DPI

Luego de varias horas frente a las puertas de la Dirección Provincial de Infraestructura, en La Plata, maestros, padres y alumnos de más de 20 escuelas matanceras fueron recibidos por una secretaria y un asesor, mientras que el director del área estuvo ausente.

Los docentes de más de 20 escuelas nucleados en el SUTEBA local se dirigieron, la mañana de este martes, a la Dirección Provincial de Infraestructura (DPI), en La Plata, para visibilizar los históricos reclamos sobre la falta de obras edilicias y deficiencias en servicios como gas, luz y agua, así como las malas condiciones en que chicos y docentes tienen clases. Después de haber esperado durante horas al director del área, Lucas Fornari, el grupo fue recibido por una secretaria y un asesor que se comprometieron a que realizarán una nueva reunión la semana próxima.

En comunicación con El1 Digital, Ángel Cáceres, docente y delegado del sindicato, relató: “E  l titular de la Dirección, cuando escuchó que llegamos, se fue del edificio sin avisar. Entonces, los mismos empleados hicieron asambleas, abandonaron sus puestos de trabajo y decretaron un estado de alerta y movilización para solidarizarse con la comunidad educativa”.

Durante la reunión, se entregaron los petitorios y los informes de cada escuela. “Estamos esperando una resolución, pero no nos brindaron muchas respuestas. Nos dijeron que realizarán un informe y que, en el curso de los próximos días o semanas, se llevará a cabo un nuevo encuentro. Sin embargo, esto es lo mismo que vivimos durante más de nueve años”, lamentó.

Según Cáceres, la documentación entregada detalla la falta de obras, el colapso de los establecimientos y el hacinamiento de los alumnos y el personal docente. Además, en el escrito, se pide la creación de nuevos colegios por el crecimiento demográfico.

Por otra parte, el delegado docente indicó que, durante la espera en la puerta de la Dirección, se desarrolló un operativo policial. “Querían saber quiénes éramos, cuántos y que estábamos haciendo. Fue un momento muy peculiar”, manifestó.