martes 17 septiembre, 2019
Ultimas noticias

Instan a padres a monitorear las actividades de los chicos en Internet para evitar ser víctimas de acoso virtual

El uso y abuso de las nuevas tecnologías y aplicaciones genera un mayor riesgo de que los niños y adolescentes sean víctimas de acoso. Especialistas en bullying y grooming aconsejan que los adultos responsables deben supervisar los contenidos que visitan.

En la actualidad, muchos menores de edad, sobre todo, adolescentes, utilizan diferentes dispositivos electrónicos y de comunicación como redes sociales, chats y aplicaciones, sin tener en cuenta ciertos riesgos, como el acoso o el abuso, conocidos también como grooming. Ante esta problemática, especialistas instan a que los adultos hablen con los chicos y monitoreen los contenidos que visitan para protegerlos de estas prácticas virtuales.

En diálogo con El1 Digital, Hernán Navarro, titular de Grooming Argentina, indicó: “Nosotros vemos las distintas problemáticas específicamente en situaciones del crecimiento y la proliferación del delito del engaño pederasta, particularmente en la Provincia, por ser de mayor densidad poblacional. También, cuestiones vinculadas al Sexting, que estamos mirando con mucha preocupación, una práctica particularmente radicada entre los jóvenes”.

Según el especialista, el uso excesivo de los aparatos durante la niñez, el crecimiento de los delitos vía Internet, sumado a esa no generación de conciencia en preservar los datos personales, pone en evidencia que las tecnologías están impactando en su desarrollo psíquico y social. “No hay una capacitación en la sociedad por una cuestión generacional”, arremetió.

“Hay una gran preocupación por la utilización no responsable de las redes sociales, de las aplicaciones y diferentes contenidos web al cual los pequeños están expuestos. Donde no hay un docente o un padre que guíe el camino y que pueda hacerse responsable de estos nuevos entornos, donde los chicos están creciendo solos, lamentablemente, se vuelven vulnerables”, señaló Navarro.

Son muchos las normas que concurren en esa afectación en que se puedan ver avasallados. “La realidad es que estos derechos conviven particularmente en este tipo de delitos y de problemáticas. Nosotros siempre recordamos que los chicos no son propiedad de los padres, sino que son sujetos de derecho y le decimos al mundo adulto que supervisar y monitorear el uso de las redes sociales nada tiene que ver con invadir la privacidad, que es un derecho fundamental de los niños, niñas y adolescentes”, remarcó.

“Quienes tenemos esta mirada en materia de protección, vemos que la tecnología ha irrumpido y no hay una capacitación en la sociedad por una cuestión generacional, y ven a Internet como una herramienta inofensiva”, opinó.