sábado 26 noviembre, 2022
Ultimas noticias

Juntan firmas para evitar el desalojo de la Biblioteca de Haedo

“Es un espacio a conservar muy importante, el lugar es su identidad y un refugio para los libros con 51 años de vida y más de 60.000 ejemplares”, manifestó el vicepresidente de la Comisión Directiva de la institución, Ariel Guallar, a El1 Digital.

La comunidad de Haedo, del municipio de Morón, junta firmas para evitar que desalojen la sede histórica de la Biblioteca Popular y Pública de la localidad, llamada “Rosario Vera Peñaloza” y ubicada en la calle Tacuarí 674. Es que no lograron acordar la renovación del comodato que autoriza el uso del espacio y en donde reclamarían dicho lugar para la escuela secundaria contigua.

En comunicación con El1 Digital, el vicepresidente de la Comisión Directiva de la institución cultural, Ariel Guallar, expresó: “El petitorio es para que quienes aprecian y valoran este espacio puedan manifestar su ayuda para que la biblioteca pueda permanecer en su histórica sede social. Es una muestra de apoyo y una valoración de la tarea que cumple en la comunidad”.

En cuanto a la finalización del arreglo por el uso del espacio, explicó que la directora de la entidad mantuvo una reunión con el equipo de gestión distrital para su actualización, pero que no se encontraban el resto de las partes del comodato, del cual forman parte dos escuelas y el Consejo Escolar como mediador. “Se decidió arbitrariamente entre los miembros de ese equipo pedir la entrega del inmueble en tres meses”, señaló.

Y agregó: “Ese tiempo es un delirio total porque la biblioteca cuenta con más de 60.000 libros que no se pueden sacar en tan poco tiempo y menos si no proponen un lugar alternativo. Es realmente una irresponsabilidad. Si se la sacara del lugar donde está, podría hacerse una biblioteca en otro lado con una dirección nueva y un debido traslado, pero ya no sería la Biblioteca de Haedo, porque perdería su ubicación histórica y su carácter propio”.

Frente a la imposibilidad de firmar el documento, la Comisión Directiva recurrió al intendente Lucas Ghi, quien mostró su apoyo e indicó que “iba a intentar intervenir para colaborar y ayudar a encontrar una solución razonable para todas las partes involucradas”. Por eso, se encuentran a la espera de una nueva reunión. Además, señaló que recibieron el aval de organismos como la Federación de Bibliotecas Populares de la Provincia de Buenos Aires y la CONABIP.

Por otro lado, Guallar puntualizó: “Se trata de un faro en la zona Oeste, tiene 51 años de servicio y está entre las más grandes del país. Es muy importante por el material que contiene y el impacto cultural que provocó en distintas generaciones que se han formado, educado y entretenido. Es una organización civil sin fines de lucro, sostenida ad honorem por su Comisión Directiva, y es tan grande que llevaría días enumerar solo lo básico para dar una dimensión de su importancia”.

Por último, se dirigió a los vecinos: “Pueden ayudar firmando el petitorio, asociándose, leyendo y convirtiéndose en personas más conscientes a través de la lectura. Creemos que la educación, la cultura y el trato respetuoso son los puntos que llevan a construir una sociedad mejor, sin dudas que cerrando bibliotecas no es el camino para estar mejor”.