martes 07 febrero, 2023
Ultimas noticias

La fachada de una escuela de Isidro Casanova sorprende a los vecinos con aves y flores

La obra plástica fue realizada por el muralista Daniel Taccone, en el marco del programa “Embellecimiento Urbano”. Quienes deseen contemplarla y sacarse fotos deben acercarse a Colonia al 2.100.

Desde este mes, la dirección no es la única referencia que siguen las personas para buscar a la Escuela Secundaria N° 31, ubicada en Colonia al 2.100, en Isidro Casanova: también se guían por su cautivante fachada. Es que Daniel Taccone realizó dos murales en el exterior de la institución educativa, uno en el piso y otro en la pared, que sorprendieron a los vecinos. La obra plástica se enmarca en el programa «Embellecimiento Urbano», impulsado por el Municipio a través de la Secretaría de Cultura y Educación.
Escuela Casanova mural

“El concepto es el medio ambiente, en este caso, centrado en las plantas y las aves; estoy utilizando muchas aves por el tema de la libertad. Y, como en todas mis obras, busqué plasmar la sensación de bienestar, de confort y de celebrar la vida”, señaló Daniel Taccone en diálogo con El1 Digital. En cuanto a las dimensiones de los murales, son las siguientes: para la pared, 55 metros de ancho y un promedio de cuatro metros de alto, ya que en los sectores con ventanas hay menos espacio disponible para la pintura, mientras que en el piso abarca tres metros de ancho por ocho de largo.

“Usé la técnica planimetría con delineado, dado que estaba muy cortada la vista del mural, porque es muy largo y la pared tiene muchísimas ventanas. No me dejó hacer algo con sensación de 3D, de profundidad, entonces lo hice plano, delineado, y por superposición de imágenes, y así logré una espacialidad. Y en el piso usé anamorfosis (N.El1: técnica que permite convertir una imagen distorsionada en algo supuestamente real y, vista desde una altura y una posición determinadas, genera la sensación de que la persona está en su interior)”, explicó el docente y muralista.

Respecto a los tiempos de ejecución, Daniel trabajó en los distintos espacios durante diez días, de lunes a viernes, cuyas jornadas estuvieron caracterizadas por las altas temperaturas. Si bien la mayoría de la obra la llevó a cabo en solitario, en dos jornadas contó con la participación de su ayudante Florencia Moglia.

Asimismo, sobre la anamorfosis del mural del piso, resaltó: “Hace que los espectadores sean los protagonistas de la obra, ya que se paran, juegan dentro de ella, se sacan la foto y quedan, literalmente, como los protagonistas, por eso elijo esta técnica y donde puedo la hago”.“El arte urbano tiene un valor incalculable porque está al alcance de todos, rompe con esa estructura de que hay que ir a una galería de arte, o que es para un cierto grupo de gente. Además, resignifica el lugar, en el caso de esta escuela, por ejemplo, estaba toda pintada de gris, por lo que, según el comentario de los vecinos y los mismos docentes, era como triste. Por lo tanto, con los murales, se resignificó el lugar, se formó un sentido de pertenencia, tanto de la gente que trabaja en la institución como de los vecinos”, destacó Taccone.