martes 15 octubre, 2019
Ultimas noticias

La historia del matancero que viajó a China para formar a los “futuros Maradona”

César Alberto Laino se desempeñaba en el Club Liniers y en el equipo barrial Unión de Leones, de Isidro Casanova. Ahora, fue elegido, entre cientos de aspirantes, para enseñar fútbol en las escuelas del país oriental.

Dos meses atrás, César Alberto Laino dividía su tiempo entre las inferiores del Club Liniers, que milita en la divisional D, y Unión de Leones, un club vecinal de Isidro Casanova emplazado en el barrio 17 de Marzo. Hoy, todo ello es un grato recuerdo. Es que, luego de superar varias entrevistas y exámenes, Laino fue seleccionado para viajar a China con el objetivo de formar a los “futuros Maradona”.

[ctt template=»5″ link=»K17Q6″ via=»yes» ]Quiero escalar lo más alto posible, ser entrenador de las selecciones juveniles de China; estoy tratando de aprender el idioma [/ctt]

Hace menos de un mes, el 12 de marzo, el DT matancero llegó al país oriental para residir en la región Mongolia Interior, habitada por 41 millones de personas. Allí, se desempeña como entrenador y captador de talentos en escuelas primarias y secundarias.

La llegada de grandes jugadores como Carlos Tevez y directores técnicos como Manuel Pellegrini o Marcelo Lippi, campeón mundial con Italia en Alemania 2006, revalorizaron el fútbol chino. Por esta razón, el Gobierno decidió desembolsar grandes sumas en el deporte, contratar formadores de todas partes del mundo e incluirlo como una materia obligatoria en los colegios y en las universidades.

“China está haciendo una gran inversión en el fútbol, quieren ser una potencia. El tema es que acá no hay trabajo de Inferiores, los chicos empiezan a jugar a los 18 años. Por eso, nos llamaron con el objetivo de que China figure en un Mundial en los próximos diez años”, relató Laino, quien llegó al país oriental de la mano de la empresa Internacional Maradona Fútbol Club, encargada de manejar los derechos del exjugador argentino.

En diálogo con El1 Digital, comparó las diferencias entre el fútbol local y el chino: “En Argentina, los chicos no saben caminar y ya están pateando una pelota; en China, en cambio, el fútbol entró hace poco, pero, por suerte, hay millones de chicos y es casi imposible no formar un buen equipo de once jugadores”.

Historia y metas

La historia de César Laino siempre estuvo ligada a una pelota. Llegó a jugar en la Primera de Deportivo Paraguayo y, luego, se recibió de periodista deportivo y obtuvo el titulo de entrenador de fútbol. En el ínterin, trabajaba en un puesto de diarios que tiene con su familia. Por su recorrido profesional, pasaron los clubes Yupanqui, Sacachispas, Liniers y Unión de Leones y, en la actualidad, se encuentra en China buscando los cracks orientales del mañana.

“Quiero escalar lo más alto posible, ser entrenador de las selecciones juveniles de China; estoy tratando de aprender el idioma y acostumbrarme a las comidas y a estar solo lejos de la familia”, cerró el matancero, que permanecerá diez meses en el Gigante Asiático.