sábado 26 septiembre, 2020
Ultimas noticias

“Las manifestaciones son un lugar de altísimo riesgo sanitario” advirtieron

Así lo expresó el director provincial de Hospitales bonaerenses, Juan Riera, quien recordó que “el virus se contagia de persona a persona” y que “todo lo que sea aglomeramiento” de personas entraña esa posibilidad.

El director provincial de Hospitales bonaerenses, Juan Riera, advirtió este martes que «las manifestaciones son un lugar de altísimo riesgo sanitario» en relación a los contagios de COVID-19, en línea con los avisos a la población desde Nación en este sentido.

También, el funcionario bonaerense volvió a poner el foco en la responsabilidad colectiva, ya que alertó que el sistema de salud está «muy demandado».

De esta manera, Riera señaló que «todo lo que sea aglomeramiento de gente es riesgo, el virus se contagia persona a persona, las manifestaciones son un lugar de altísimo riesgo», ratificó.

Asimismo, Riera recordó: «Llevamos varios meses de trabajo intensivo, porque los casos aumentan. Eso implica mayor ocupación de camas, una mayor demanda a las guardias hospitalarias. Por eso todos los profesionales de salud, que normalmente tiene un trabajo regular, hoy están sobreexigidos y eso genera agotamiento», insistió.

Al ser consultado sobre la protesta policial de la semana pasada, Riera señaló a Radio Provincia  que «incluso se veía que (los agentes) compartían el mate», lo cual, consideró, «raya con una irresponsabilidad sanitaria».

«Tenemos que tener muchísimo cuidado, porque es legítimo expresar algún desacuerdo, pero en el marco de este contexto, no se puede poner en riesgo la situación sanitaria. Hay que buscar los modos de expresarse, pero de una forma mucho más cuidada», pidió.

En ese punto, Riera analizó que «muchas manifestaciones se dan en lugares donde hay circulación comunitaria» y, en ese contexto, se debe tener en cuenta que una persona que asiste a una protesta o movilización también estuvo en otros sitios, por lo cual «se torna difícil identificar el caso cero. Después de días de aglomeraciones, siempre hay casos», marcó.

El funcionario también remarcó que en el mundo está demostrado «que las manifestaciones son riesgosas». En este marco, Riera especificó que el sistema sanitario lleva a cabo rotaciones de personal y volvió a enfatizar la responsabilidad de la población.

«Aludimos a la responsabilidad colectiva de la gente. Vemos que la gente va saliendo con esta apertura de los bares, y actividades que no son esenciales ponen en riesgo a la población y, a su vez sobrecargan, al sistema de salud que está muy demandado», subrayó.

En relación a la situación epidemiológica, Riera puntualizó que la provincia de Buenos Aires» ofrece diversos escenarios, en virtud de la extensión territorial y diversidad de situaciones» y que «ha pasado que el interior han aumentado los casos, quedan pocos distritos en Fase 5».

Por último, el funcionario anticipó que «habrá diferentes alternativas de acuerdo a los momentos epidemiológicos que vive la provincia. Lo que está claro es que la pandemia se distribuye de una forma radial, como una mancha de aceite, empezó en CABA, siguió en los cordones del Conurbano, y ahora está en el interior, en donde la complejidad son las distancias entre los hospitales», completó.