miércoles 05 agosto, 2020
Ultimas noticias

Los matanceros que crearon cápsulas para tratar a pacientes con COVID-19 entregarán dos al hospital Paroissien

Días atrás, habían hecho entregas a un sanatorio de Ciudad Evita y un centro de salud del partido de San Martín. Lo que nos identifica a los matanceros es la solidaridad y las ganas de ayudar. Nosotros tenemos la suerte de trabajar de esta manera”, reflexionó uno de los creadores.

Tras la entrega de las cápsulas de intubamiento y traslado al sanatorio Ciuda  d Privada, en Ciudad Evita, y el Hospital Interzonal General de Agudos Eva Perón, del partido de San Martín, para tratar a los pacientes con coronavirus, Ezequiel Duré y Daniel Orellana, dos matanceros que se fusionaron para la creación de más equipos de estas características, continúan trabajando solidariamente en nuevos proyectos. De esta manera, se comunicaron con las autoridades y trabajadores del hospital Paroissien, ubicado en el Kilómetro 21 de la Ruta Nacional N°3, en la localidad de Isidro Casanova, para la entrega de nuevas cápsulas.

En diálogo con El1 Digital, Ezequiel Duré, enfermero oriundo de Gregorio de Laferrere y quien desarrollo la iniciativa, señaló: “Estamos con este proyecto y, al mismo tiempo, hacemos un seguimiento de los equipos que entregamos en otros nosocomios. Estas dos últimas semanas nos dedicamos a tener un feedback con las autoridades de los centros sanitarios para saber si funcionaban bien y la respuesta fue positiva, es decir, se cumplieron las expectativas. Eso nos impulso a volver a La Matanza y buscar un hospital que necesite de estas herramientas”.

Según contó Duré se comunicaron primero con el hospital Paroissen por la cercanía con el espacio de trabajo, o sea, donde se desarrollan las cápsulas y, por otro lado, porque muchas personas se dirigen a ese centro de salud. “Hablamos con camilleros para saber si tenían la necesidad de los equipos y nos dijeron que era una buena idea incorporarlas. Después, charlamos con la jefa de enfermería de la guardia, quien tuvo una respuesta positiva. Más tarde, se elevó a la Dirección médica, planteamos nuestra propuesta y hubo una buena recepción, así que nos pusimos a trabajar”, sostuvo.

“Sin embargo, tenemos una dificultad: en el marco de la cuarentena estricta, muchos de los negocios están cerrados. Entre ellos, nuestros proveedores de materiales. Frente a esto, veremos la posibilidad de realizar compras a través de plataformas virtuales. Nosotros vamos a avanzar hasta dónde podamos, pero no nos vamos a detener ya que la realidad es que hacen falta”, expresó.

Duré mencionó que la entrega de los equipos estaba estimada para el próximo viernes, pero, ante las dificultades, se dilatará unos días más. “Tenemos la preparación de los equipos, sabemos que esta etapa es un obstáculo y, al mismo tiempo, es necesario. Esperamos, para luego del 17 de julio, contar con lo que falta y entregarlas, ya que es un respiro para el personal de salud”, indicó.

“La situación que vivimos va evolucionando cada día y nos toma sorpresa y no hay un sistema sanitario en el mundo que esté preparado para contener el virus. Lo que nos identifica a los matanceros es la solidaridad y las ganas de ayudar. Nosotros tenemos la suerte de trabajar de esta manera”, reflexionó.