domingo 17 octubre, 2021
Ultimas noticias

Los viajes de egresados gratuitos en la Provincia desataron nuevos cruces de campaña

Kicillof lanzó un programa para que 220.000 estudiantes bonaerenses puedan tener su viaje de fin de curso y, al mismo tiempo, reactivar el turismo después de la crisis de la pandemia. Juntos tildó la medida de “electoralista y demagógica”. En el oficialismo, desde Cristina hasta Perczyk defendieron el anuncio. El Gobernador respondió a las críticas. Los ecos en La Matanza.

En medio del fin de semana extralargo que cosechó estadísticas récord para el turismo, con el movimiento de más de 17.000 millones de pesos por el traslado de más de 4.200.000 personas que vacacionaron después de las largas restricciones por la pandemia, el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, lanzó el Programa de Reactivación del Turismo bonaerense para impulsar al sector en la pospandemia. El anuncio terminó convirtiéndose en un nuevo eje de disputa entre el Frente de Todos y la oposición como parte de la campaña electoral.

Es que entre las medidas, que incluyen beneficios fiscales con exención y condonación de deudas para comercios y empresas del sector y el impulso a las fiestas populares bonaerenses, se implementará un subsidio de hasta 30.000 pesos para que 220.000 estudiantes del último año del secundario puedan tener su viaje de egresados en distintas ciudades de la Provincia, entre febrero y abril, lo que generó que Juntos tildara el anuncio de “electoralista” y Kicillof recibiera el respaldo del oficialismo, con la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, incluida.

“Es indignante. Es una política electoralista e indigna para el conjunto de ciudadanos del país que un Gobernador haga esto antes de una elección”, machacó la titular del PRO, Patricia Bullrich, y consideró que es “una decisión demagógica e inconducente, de mal uso de los dineros públicos”. “Es algo inexplicable. La cultura del regalo es algo que no va. Esto es lo que se rompió el 12 de septiembre. El país de la dádiva, el dinero fácil, en lugar de la cultura del esfuerzo. Que haya escuelas sin clases y regalan viajes es contrario a la Argentina que queremos”, agregó la referente del “ala dura” del PRO, en una dinámica a la que, luego, se plegó el principal candidato de Juntos en la Provincia, Diego Santilli.

“¿Esas son las prioridades del Gobierno? ¿En vez de buscar a los 500.000 pibes que abandonaron la escuela? ¿En vez de hacer cumplir los 180 días de clase que necesitan nuestros hijos? Están subestimando a la sociedad argentina y a los bonaerenses”, dijo el exvicejefe de Gobierno porteño y contrastó que “con esa plata, se podrían comprar 150.000 computadoras para que puedan estudiar nuestros jóvenes”. “Se pueden hacer 28 escuelas secundarias. ¿De qué estamos hablando? ¿Estamos hablando de construir un futuro mejor o de influir en el voto hipotecando nuestro futuro?”, agregó el ganador de las PASO en la Provincia.

La defensa oficialista

Ante ese cuadro, el ministro de Educación nacional, Jaime Perczyk, descartó que se trate de una medida en busca de sumar votos de cara a las legislativas de noviembre y remarcó que es una estrategia política válida. “Los verbos son acciones, pensamientos y sentimientos, esto es una definición escolar. Si cambiamos los verbos, cambiamos lo que hacemos. Por eso, el verbo no es regalar, es garantizar algo que tienen algunos y que los demás no tienen”, expresó.

Al marcar las desigualdades desplegadas sobre el terreno bonaerense, enfatizó: “No se está regalando, es la posibilidad de tener una experiencia de finalización de escuela, que no es el viaje de egresados que tuve”. “Hay que ver por qué se financia eso. Otros financiaron otras cosas. Estos dos años fueron tremendos para los chicos. Bueno, esto es cómo terminan su experiencia escolar chicos a los que les fue muy difícil, como a toda la sociedad”, defendió el ministro.

El apoyo más contundente fue el de la propia vicepresidenta, quien cuestionó la lectura mediática del anuncio y apuntó contra la oposición. “Cuando Macri le regaló a la mamita y el hermanito el blanqueo de 35 millones de dólares, Clarín no dijo nada. Del regalito de los 44 mil millones de dólares del FMI, que nadie vió pero que todos y todas tenemos que pagar, tampoco. Ahora, si Axel subsidia con 30.000 pesos el alojamiento y transporte del viaje de fin de curso de los secundarios de PBA, medida a dos bandas para los sectores más castigados por la pandemia, transporte de larga distancia y hoteles de la Provincia, eso sí es “un regalo”. Andaaaa…”, tuiteó Cristina.

En la misma línea, el ministro de Producción, Augusto Costa, quien acompañó a Kicillof en al anuncio de la medida desde Villa Gesell, salió al cruce de Santilli, a quien le endilgó “cinismo y oportunismo” en sus críticas. “La oposición pretende que sólo los estudiantes que puedan pagarse un viaje de egresados tengan derecho a conocer otros lugares, paisajes, realidades y compartir experiencias únicas al finalizar el ciclo lectivo. Nada nuevo para quienes siempre defendieron los privilegios”, reprochó en un largo hilo de tuits en los que también defendió el impacto económico de la medida en el sector turístico, uno de los más afectados por la pandemia.

“Esto no es sinónimo de “regalar plata”. El dinero que se asigna va a destinarse a hoteles, empresas de transporte, gastronomía, guías estudiantiles, comercios y agencias de viajes que durante meses no trabajaron o lo hicieron en condiciones limitadas”, dijo y planteó que “trabajadores y familias” que dependen de la actividad “van a poder mejorar sus ingresos”.

Al cruce del coro de críticas opositoras, Kicillof  también salió a defender la medida durante todo el fin de semana largo. “La idea de los viajes de egresados es fomentar el trabajo. Los que vayan de viaje van a gastar ese dinero en sectores de la Provincia que estuvieron afectados. Mueve la economía de los pueblos”, recalcó y añadió: “Escuché algunas objeciones. Nosotros preferimos que la reactivación del sector sea dando trabajo más que un subsidio directo”.

“Esto va directo a las empresas de transporte, de hotelerías, de servicios”, marcó sobre la medida, que prevé que las agencias turísticas ofrezcan distintos paquetes completos de hasta 30.000 pesos por cada estudiante, con alojamientos, traslados, comida y seguros, a destinos bonaerenses como playas, lagunas, sierras y lagos por hasta cuatro días, que podrán ser elegidos libremente por cada curso y, a su vez, sobre esa base, podrá contratar servicios adicionales.

“Estamos en campaña electoral y nos preguntan cómo vamos a salir de este lío, pero poco les preguntan a (Horacio Rodríguez) Larreta, a (María Eugenia) Vidal, a (Diego) Santilli cómo fue que nos metieron”, apuntó Kicillof y criticó que “se preocupan por viajes egresados los mismos que no se preocupaban por paraísos fiscales”.

“Lo que hacemos es dar trabajo a un sector en un momento del año donde no tienen trabajo”, continuó su planteo el Gobernador y marcó que la medida se complementa con beneficios impositivos para el sector de la hotelería. En ese marco, lamentó los ataques que recibió la iniciativa al indicar que a los dirigentes de la oposición “se les cayó la careta”. Al referirse a los cuestionamientos que apuntaban a porqué ese dinero no se destinaba a otros contenidos educativos, el Gobernador manifestó que “para lo que fue la pérdida de contenido educativo por la pandemia se invirtió mucha más plata”. “Contratamos 30.000 docentes con un costo de 15.000 millones de pesos. Dijeron que no habíamos arreglado las escuelas y durante la pandemia arreglamos 3.200, en una de las inversiones más grandes de las que se tenga memoria”.

La polémica también llegó al Distrito, desde donde el intendente y candidato a concejal por el Frente de Todos, Fernando Espinoza, quien retuiteó el planteo de Cristina y, a su vez, cuestionó a Bullrich.Ecos en La Matanza

“Bullrich no entiende y ya lo mostraron cuando fueron gobierno. Los viajes de egresados mueven, y mucho, la industria del turismo y eso empuja la reactivación, que es el modo de reducir la pobreza. Una pobreza que el gobierno de derecha macrividalista aumentó como nunca, dejándonos cinco millones de nuevos pobres”, dijo para responder las críticas de la presidenta del PRO.

En tanto, desde Juntos, el primer candidato a concejal, Héctor “Toty” Flores, también habló del tema durante todo el fin de semana durante distintas incursiones mediáticas y desde sus redes sociales. “Hubo un abandono de millones de jóvenes que no pudieron ir a la escuela y creen que con regalar viajes “gratis” los van a votar. El anuncio de Kicillof es absolutamente demagógico, están pensando en modo electoral”, cuestionó y dijo que es un modo de “subestimar” a la gente.

“Con el anuncio de Kicillof sobre los viajes de egresados gratis, el kirchnerismo sigue subestimando a los jóvenes, a quienes les clausuró la educación, les quitó ingresos por el resto de la vida y destruyó innumerables empleos”, se plegó Alejandro Finocchiaro, titular del PRO local, exministro de Educación nacional y actual candidato a diputado nacional en la lista de Santilli.