viernes 15 noviembre, 2019
Ultimas noticias

No frena la suba de los alimentos: la carne aumenta un 18 por ciento

Los carniceros calculan que el kilo va a subir, al menos, treinta pesos. Hay preocupación en el sector por la caída del consumo. En la Provincia, ya cerraron más de 180 carnicerías.

Están haciendo malabares, pero, en cualquier momento, el agua les llega al cuello… Aunque no quieren subir los precios, el aumento del kilo de carne viva, más temprano que tarde, se va a traducir en el consumo y los carniceros no tendrán opción. “Se trata de mantener los precios para que la gente pueda seguir viniendo a comprar. Lo que pasa es que, con los rumores de los aumentos, todos vinieron esta semana”, asegura Osvaldo, que tiene un comercio del rubro en el barrio porteño de Mataderos.

Osvaldo insiste en que el cambio es inminente: “Hay un aumento en el mercado de Liniers en el ganado de pie, y después ya viene un aumento en los proveedores. Entonces, cuando se desata esa cadena, sí o sí empiezan a venir los aumentos”. Con ofertas, intentan darle pelea a la situación. Sin embargo, no alcanza. Y el titular de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Ciudad, Alberto Williams, coincide con Osvaldo.

“Hace como diez años que no se veía una suba así. Casi 1,20 pesos en un día, la hacienda en pie. Eso, desgraciadamente, se va a trasladar al consumo”, lamenta Williams en declaraciones a Radio Universidad, y se cuestiona: “Si antes, a 330 pesos, la gente no podía comprar carne, 30 pesos más, ¿quién los va a cobrar?” Tampoco puede encontrar respuestas a los aumentos: “Más demanda, no hay. Llover, no llovió. El porqué quedará como una deuda pendiente”.

A su vez, el titular de la Asociación de Propietarios de Carnicerías se refirió al cambio de Presidente: “Nuestra preocupación es que falta un mes para trasferir el mando. ¿Cómo vamos a hacer para tirar 30, 40, 50 días? El cambio de autoridades va a ser el 10 de diciembre, pero, hasta que se asiente cada uno en su función, va a venir enero… En la Provincia, hay como 180 carnicerías cerradas y, en la Capital, seguro 70. Alguna medida de emergencia van a tener que sacar”.

También, se mostró preocupado por la baja en el consumo. “Todos los meses ha venido bajando el consumo. El año pasado, para esta fecha, andábamos con un promedio de 64 por ciento de consumo. Hoy, tenemos un 49 por ciento… Es mucha la diferencia”. Y, para concluir, realizó dos pedidos: por un lado, que no se descuide el consumo interno por darle prioridad a la importación; por el otro, que, en caso de haber un Pacto Social, el Frente de Todos garantice la participación de todos los sectores en la mesa.

Nota elaborada por Ornella Mariño, en el marco de la cátedra del Taller de Gráfica VII de la carrera de Comunicación Social.