viernes 23 octubre, 2020
Ultimas noticias

“No volvamos a darle a nadie el derecho de hacer con nosotros lo que hicieron”, planteó el Presidente

Alberto Fernández disparó contra el macrismo por fomentar la importación, dejar sin reservas al Banco Central y la “decisión política” de no abrir nuevas universidades y hospitales. También, defendió las medidas cambiarias al sostener que fueron adoptadas en un “escenario excepcional” y volvió a insistir en la generación de “producción y empleo” como los ejes de su gestión.

El Presidente Alberto Fernández visitó el mediodía de este martes las instalaciones de la firma Visuar en el partido bonaerense de Cañuelas. Desde allí, anunció, a través del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dos nuevas líneas de financiamiento: una para que empresas inviertan en nuevas líneas de producción y trabajo; y la otra, direccionada a fomentar la compra de electrodomésticos de la denominada “línea blanca”, nacionales y de alta eficiencia energética para mejorar el consumo eléctrico de los hogares.

En ese marco, el jefe de Estado agradeció a las autoridades de la empresa de origen y capital nacional que “confíen en nuestro país, en nuestros empresarios y en nuestros trabajadores y trabajadoras” en “momentos en el que a la Argentina le cuesta mucho recuperar el nivel de vida, trabajo y producción que en otro tiempo tuvo”. “Fueron cuatro años muy dañinos para la producción nacional, donde se incentivó más la importación que la producción nacional y esto dejó una economía diezmada”, lamentó Fernández, y aseguró que, “cada vez que pasa esto, son puestos de trabajo que desaparecen”. “Por eso es tan importante que la Argentina se industrialice y produzca, y no importe bienes ya hechos en otros lugares porque eso les quita trabajo a los argentinos”, ponderó.

“Tuvimos un ministro de Producción que les decía a los empresarios que se queden con la marca e importen. Así, en cuatro años, se cerraron 25.000 PyMEs y con ellas se fueron cientos de miles de puestos de trabajo”, criticó el primer mandatario respecto a las políticas productivas llevadas adelante por el Gobierno precedente. En este punto, remarcó que, “por más que muchos critiquen y los diarios mientan”, los objetivos de su gestión son la generación de “más producción y más empleo”. “Que no nos confundan y nos hagan bajar los brazos: estamos mucho más cerca de vivir en la Argentina que merecemos, un país donde poder trabajar y producir, y donde el Estado esté para ayudar, a los que producen y a los que trabajan, a que progresen. Y esa será nuestra victoria”, sostuvo.

Al mismo tiempo, Fernández se refirió las nuevas restricciones a la política cambiaria adoptadas por su Gobierno y las defendió al sostener que se trata de “medidas tomadas en un tiempo excepcional” y en base a las “exigencias de la coyuntura por el grado de deterioro que tenían las reservas del Banco Central” cuando tomó el poder en diciembre último. “Son medidas que no nos hacen felices”, reconoció, y, al igual que en discursos anteriores, destacó que, “hoy, el país tiene que cuidar los dólares porque los necesitan los empresarios para comprar insumos que nos permitan seguir produciendo y seguir generando empleo”. “Lo que estamos viviendo es un tiempo de transición para volver al lugar que nunca debió dejarse de lado”, sostuvo.

“Seguimos soñando con esa Argentina donde los hijos de los trabajadores lleguen a las universidades, seguimos creyendo en ese país que crea universidades, que dedica recursos para atender la salud de los que la necesitan”, manifestó para diferenciarse de las políticas adoptadas por el Gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. En ese sentido, destacó que su gestión puso “de pie” hospitales en la provincia de Buenos Aires que “estaban construidos en 2015” pero que “nadie se ocupó de inaugurarlos porque creían que la política correcta era no abrir hospitales”.

“Un día llegó la pandemia y no teníamos camas dónde atender a los bonaerenses”, lamentó al tiempo que ponderó que “por el momento” se está cumpliendo el objetivo que se propuso al inicio del desarrollo del coronavirus en el país de que “ningún argentino se quede sin su atención, si así lo necesitaba”. “Este no es un logro (solo) del Presidente, sino también de los gobernadores y los intendentes que se arremangaron para poner de pie lo que había quedado destruido en cuatro años”, consideró. “No hay que olvidar. No para ser revanchistas, sino para que nunca más volvamos a darle a nadie el derecho de hacer con nosotros lo que hicieron”, cerró.

Dos nuevas líneas de financiamiento

Antes del discurso de Fernández, el ministro Kulfas expresó que “en un contexto difícil, de crisis internacional, donde incluso hemos escuchado hablar de un éxodo de empresas” la firma Visuar de Cañuelas “es una muestra clara de que no es así”. “La gran mayoría de los empresarios y las empresarias están trabajando para sacar a la Argentina adelante”, sostuvo.

En ese contexto, informó que, a instancias del Banco Nación, el Gobierno lanzó dos nuevas líneas de financiamiento “para contribuir a la recuperación económica”. El primero tiene que ver con una línea de financiamiento, de hasta 36 cuotas fijas, destinado la compra de electrodomésticos nacionales de alta eficiencia energética de la denominada “línea blanca”. De esta manera, según Kulfas, el Ejecutivo busca, por un lado, “recuperar el financiamiento a mediano y largo plazos para estimular el consumo y la demanda” en una actividad que viene golpeada. Por el otro, “reducir el consumo eléctrico de la manera más virtuosa, con nuevo equipamiento y la tecnología más moderna”.

El segundo eje tiene que ver con el financiamiento para empresas que buscan reactivar su producción y que requieren fondos para invertir. “En ese sentido, anunciamos una línea de crédito por 10.000 millones de pesos, con un plazo de 36 meses, a una tasa de interés fija del 24 por ciento para las empresas industriales y de un 22 por ciento para las PyMEs. Los fondos estarán destinados a la adquisición de maquinaria, bienes de capital, líneas de producción, preferentemente de origen nacional”, precisó el titular de la cartera de Producción.