jueves 02 abril, 2020
Ultimas noticias

Organizaciones sociales trabajan en conjunto para asistir a comedores y familias vulnerables del Distrito

El martes, se creó el Comité de Crisis para que agrupaciones sociales y sindicales que ayudan a la población más carenciada colaboren con el Municipio frente a la delicada situación sanitaria por la pandemia.

En el marco de la pandemia por el COVID-19 y del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Presidente Alberto Fernández, muchas personas de los barrios más carenciados del Distrito no cuentan con los recursos necesario para sobrellevar a la situación actual. Frente a este panorama, muchas organizaciones sociales y sindicales se organizaron para ayudar con viandas y alimentos. A su vez, el martes, se creó el Comité de Crisis para articular el trabajo con el Municipio. Según las agrupaciones, las necesidades son muchas y se intenta llegar a cada rincón de La Matanza.

En diálogo con El1 Digital, Patricia Cubría, diputada provincial por el Frente de Todos y referente del Movimiento Evita local, expresó: “Estamos repartiendo alimentos y tratando de que las familias no se queden sin nada. Entendemos que, si esta crisis sanitaria persiste, las Fuerzas Armadas estarán colaborando para no estar solos”. “Somos quienes sostenemos a nuestros compañeros todos los días y con instrucciones para que la gente no salga de sus casas, y priorizamos a los que no tienen nada, a los abuelos y los solitarios. Estamos muy angustiados, desbordados y con sensación de impotencia porque no hay comida que alcance”, mencionó.

Por su parte, Sandra Oviedo, referente de Somos Barrios de Pie, indicó que la cantidad de comedores que asisten son 200, distribuidos en el segundo y en el tercer cordón del Partido. “Fuimos progresivamente cerrando las puertas al punto que, el fin de semana, entregamos las viandas y las familias se movieron para recibir la comida. Tenemos, en promedio, entre 80 y cien vecinos en cada merendero, pero el fin de semana esto se duplicó”, lamentó.

Según la dirigente, esto se debe a que los colegios cerraron y los trabajadores informales no pueden hacer sus changas. “Hay temor a salir a la calle por el virus y, a su vez, a que sean detenidos, porque hay conciencia social. Nosotros armamos una logística diferente, es decir, las promotoras que pesaban y medían a los chicos, ahora, entregan las viandas para que puedan alimentarse”, sostuvo.

La Corriente, Clasista y Combativa (CCC) también pone su granito de arena ante la crítica situación sanitaria y social. De esta manera, trabajan solidariamente para cubrir las necesidades básicas a familias que no cuentan con un ingreso monetario fijo. “Estamos trabajando en coordinación con los municipios y usamos las escuelas para elaborar las viandas que repartimos para que no haya aglomeración en los comedores”, detalló.

“Por suerte, ayer (por el martes), en La Matanza, hubo una decisión política de conformar un Comité de Crisis del que participarán las organizaciones sindicales y sociales, así como los clubes de barrio, que, si bien trabajaremos en forma separada, estaremos coordinados por el intendente Fernando Espinoza junto a las autoridades sanitarias y, en nuestro caso, aportaremos nuestra experiencia como movimiento social por las dificultades que ya hemos pasado a lo largo de los años”, contó su titular, Juan Carlos Alderete.

Las organizaciones sociales coinciden en que la situación por los contagios puede agravarse con el correr de las semanas y señalan que esperan estar preparados para poder colaborar en los barrios. Mientras tanto, la decisión del decreto de la cuarentena es bien visto para evitar la propagación del virus.