jueves 05 agosto, 2021
Ultimas noticias

Proyecto de Ley para la regulación del desarrollo industrial del cannabis medicinal

La iniciativa fue presentada por el Gobierno Nacional y apunta a establecer los mecanismos para la reglamentación de la actividad y también a promover el desempeño de las cooperativas del sector y de las PyMEs».

En los últimos años, comenzaron a adquirir mayor fuerza otras alternativas a la medicina tradicional, por ejemplo para el tratamiento de cuestiones ligadas a diferentes patologías, trastornos y afecciones.

En este contexto, una de las opciones que comenzó a utilizarse es el cannabis medicinal que, de acuerdo a lo explicado por la Fundación Daya, puede implementarse para el tratamiento de «dolores, artritis, ansiedad y depresión, epilepsia, TDAH, hiperactividad y TGD, entre otros».

En ese sentido y de acuerdo a la información a la que accedió Diario NCO, el Gobierno Nacional presentó el proyecto de ley ‘Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial’.

Precisiones acerca de la iniciativa

Según lo informado por el Gobierno Nacional y el Ministerio con respecto al

proyecto, el mismo: «Establece los mecanismos para la regulación de la actividad y, especialmente, promueve el desempeño de las cooperativas del sector y de las PyMEs».

En ese sentido, el documento de la ley amplió que «tiene como objeto establecer el marco regulatorio de la cadena de producción y comercialización nacional y/o con fines de exportación de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados afectados al uso medicinal».

A su vez, el material consultado agregó: «También se incluye la investigación científica, y al uso industrial; promoviendo así el desarrollo nacional de la cadena productiva sectorial regulada en la presente ley».

Por otra parte, la iniciativa presentada indicó que » queda excluido del presente marco regulatorio el auto-cultivo, instituto que se regirá por las normas que al efecto dicte la Autoridad de Aplicación de la Ley 27350 y los parámetros fijados por su reglamentación».

Regulación de la actividad

«La Autoridad Regulatoria estará facultada a reglamentar, emitir y controlar las autorizaciones administrativas que permitan el registro e inscripción de semillas», apuntó el material difundido.

Asimismo y vinculado a la facultad de la Autoridad Regulatoria se expuso que su aplicación será en: «el cultivo, cosecha, almacenamiento, fraccionamiento, transporte, distribución, procesamiento, comercialización y cualquier otra etapa

o actividad económica que integre la cadena productiva del cannabis, sus semillas y sus derivados afectados a los usos medicinal e industrial».

Por otra parte y en cuanto al ámbito de implementación, el informe precisó que «la presente ley es de aplicación en todo el territorio de la República Argentina en los lugares sometidos a su jurisdicción».

«Las actividades reguladas por la presente ley estarán sujetas a la jurisdicción federal y cualquier incidencia que de modo directo o indirecto pudiera surgir o derivar de la aplicación de la presente será competencia del fuero Contencioso Administrativo Federal», puntualizó la iniciativa.

Definiciones en relación a la Ley

Por otro lado y vinculado a las clasificaciones existentes, el texto planteó: «Sustancia Psicoactiva: Es toda sustancia química (droga o psicofármaco) natural o sintética que afecta las funciones del sistema nervioso central, con efectos en la inhibición del dolor, cambio del estado de ánimo y la alteración de la percepción, entre otros».

En línea con lo planteado anteriormente, el proyecto de Ley consultado por este medio agregó y definió que «planta de cannabis es toda planta del género Cannabis».

«Cannabis son las sumidades, floridas o con fruto, de la planta de cannabis (a excepción de las semillas y las hojas no unidas a las sumidades) de las cuales no se ha extraído la resina, cualquiera que sea el nombre con que se las designe», expuso el documento

Por otra parte, el material expuso: «Cannabis psicoactivo es aquel cuyo contenido de tetrahidrocannabinol (THC) es igual o superior al límite que establezca el Ejecutivo Nacional por vía reglamentaria y Cáñamo es la planta de cannabis cuyo contenido de THC es igual o menor al límite que establezca», detalló el texto publicado.

A su vez y a modo de síntesis, el material consultado por este medio añadió que «Producto Derivado es aquel producido a partir de la planta de cannabis para uso industrial o medicinal, de conformidad a las especificaciones y reglamentación que dicte la Autoridad de Aplicación».

Organismo de regulación

Por otro lado y vinculado a la entidad encargada de implementar la regulación, el proyecto de Ley estableció: «Créase la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME), en adelante ‘La Agencia’ «.

En ese sentido, el material difundido detalló que » ‘La Agencia’, en la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo, tendrá autarquía técnica, funcional, financiera y jurisdicción en todo el territorio nacional».

«Será el organismo competente para reglamentar, controlar y emitir las autorizaciones administrativas con respecto al uso de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados», explicó el informe.

A su vez, la información consultada por Diario NCO también precisó que «el patrimonio de ‘La Agencia’ estará constituido por los bienes que se le transfieran y los que adquiera en el futuro por cualquier título».

Por otra parte y en cuanto a las funciones de ‘La Agencia’, el documento amplió que «reglamentará y controlará el almacenamiento, fraccionamiento, transporte, distribución, trazabilidad y uso de las semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales».

Al respecto de las funciones de ‘La Agencia’, el proyecto de Ley señaló: «Serán de manera coordinada con el Ministerio de Desarrollo Productivo, de Salud, de Seguridad, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) y los restantes organismos públicos con competencia específica en la materia».

Implicancias de la medida

Por otro lado y ante la presentación del proyecto de regulación, en el comunicado difundido, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, manifestó que «el mercado de cannabis medicinal y cáñamo industrial crece exponencialmente a nivel global, es una nueva fuente de empleo de calidad y desarrollo productivo”.

En ese sentido y a través del informe, el funcionario ponderó la “gran oportunidad que tiene Argentina para ser líder regional, por sus capacidades agropecuarias e industriales y su entramado científico productivo”.

Además y en línea con este planteamiento, el ministro de Desarrollo Productivo especificó que “el proyecto crea las condiciones para el desarrollo de la cadena a nivel local, aprendiendo de las mejores lecciones internacionales”.

“El desarrollo de la cadena tendrá múltiples impactos positivos en el país: más empleo, más exportaciones, más innovación, desarrollo federal y acceso a la salud”, puntualizó y destacó Kulfas en documento consultado por este medio.

“Hay más de 50 países que han avanzado en algún tipo de legalización para el cannabis de uso industrial medicinal e industrial. Esto está alentando un crecimiento exponencial de la producción», mencionó el funcionario público.

Asimismo, el ministro de Desarrollo Productivo apuntó y analizó que «una producción global proyectada para dentro de tres años en 42.700 millones de dólares, es decir, 14 veces más que hace diez años”.

En sintonía, Kulfas explicó y mencionó como ejemplos que «Israel, Canadá y Estados Unidos son líderes a nivel mundial; mientras que en la región se destacan Colombia y Uruguay”.

Por último y para finalizar, de acuerdo a las estimaciones expuestas en el documento publicado: «El potencial económico para el desarrollo de la actividad del cannabis medicinal y el cáñamo industrial para el año 2025 se proyecta en 10 mil nuevos empleos 500 millones de dólares en ventas al mercado interno anuales y 50 millones de exportación anuales».