martes 15 octubre, 2019
Ultimas noticias

Recomiendan la ingesta de comida orgánica para llevar una vida más saludable

De acuerdo a un preocupante informe sobre alimentación en América Latina y el Caribe, Argentina ocupa el tercer puesto en venta y consumo de alimentos ultraprocesados. Comercios y almacenes orgánicos locales recomiendan la ingesta de productos naturales.

Según un informe del Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe, el 58 por ciento de los habitantes de la región vive con sobrepeso. En este marco, Argentina ocupa el tercer puesto en consumo y venta de alimentos ultraprocesados que provocan obesidad y diabetes, entre otros problemas.

Así, distintos comercios del Distrito aseguran que es posible una alimentación sana y rica en nutrientes con la ingesta de productos orgánicos, siempre y cuando haya un cambio en los hábitos en la comunidad.

“Tenemos herramientas para cambiar nuestra alimentación, porque somos uno de los mayores productores de frutas orgánicas a nivel mundial», comentó el comerciante, Ceferino Iomi.

En diálogo con El día de mañana, por Radio Universidad, Ceferino Iomi, trabajador de un local de venta de comida orgánica, aseguró: “Tenemos herramientas para cambiar nuestra alimentación, porque somos uno de los mayores productores de frutas orgánicas a nivel mundial. Uno tiene que ver lo orgánico como inversión en salud”.

En el preocupante ránking, nuestro país es superado por México y Chile, que ocupan el primer y el segundo puesto, respectivamente, según el último informe elaborado en conjunto por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

[ctt template=»5″ link=»2Acu7″ via=»yes» ]Distintos comercios del Distrito aseguran que es posible una alimentación sana y rica en nutrientes con la ingesta de productos orgánicos Via @matanzainforma[/ctt]

Según Iomi, lo que diferencia a las frutas y verduras orgánicas de las que no lo son es la manera en que fueron cultivadas, es decir, que las primeras no fueron manipuladas genéticamente. “Muchas verduras son modificadas para que tengan un mejor aspecto. Suele ocurrir que las personas prueban los productos naturales y se dan cuenta de que son mucho más ricos”, explicó.