viernes 27 enero, 2023
Ultimas noticias

Repudio y reclamo de la comunidad judía por el robo en el Cementerio de La Tablada

Tanto la AMIA como la DAIA se pronunciaron tras el robo de más de 300 placas de bronce del Cementerio Israelita de La Tablada, y en comunicados, publicaciones y declaraciones, ambas instituciones y sus dirigentes apuntaron sus demandas especialmente a los máximos responsables del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires y del Municipio de La Matanza.

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina (DAIA) y la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) se pronunciaron en relación al robo de más de 300 placas de bronce en el Cementerio Israelita de La Tablada y, en ese contexto, reclamaron a las autoridades provinciales y municipales “que cumplan con su deber de brindar seguridad”.

Así, por medio de las redes sociales, en su cuenta oficial de Twitter, este domingo la DAIA manifestó: “Nuevamente la inseguridad en el cementerio Israelita de La Tablada. En más de 300 tumbas robaron placas de un lugar sagrado. Exigimos que las autoridades correspondientes detengan a los responsables y sean sometidos a la justicia. Exigimos una solución”.

La AMIA, por su parte, difundió un extenso comunicado de prensa, en el cual denunció “nuevos ataques” en su cementerio de La Tablada y exigió a las autoridades “que cumplan con su deber de brindar seguridad”.

De esta manera, al tomar conocimiento del hecho, AMIA manifestó: “Con enorme consternación y absoluta desazón ante otro reiterado y repudiable ataque, AMIA tomó conocimiento esta mañana del robo de más de 300 placas de bronce de tumbas situadas en el camino principal y otros sectores de la llamada ‘parte vieja’ del cementerio comunitario de Tablada, ubicado en el partido de La Matanza”.

“A pesar de las numerosas denuncias efectuadas en sede policial, y a pesar de los reiterados e infructuosos reclamos elevados ante las autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, para que cumplan con su deber de brindar la correspondiente protección, la institución lamenta tener que informar que la falta de atención a las exigencias puestas de manifiesto ha generado, durante este fin de semana, una nueva intromisión de desconocidos con fines de cometer robos y destrozos en el lugar”, repasó.

Reclamo reiterado

En esta línea, AMIA reiteró: “Como lo viene haciendo desde que comenzaron los ataques y ante la indiferencia que produjeron las denuncias registradas, AMIA reitera su exigencia a las máximas autoridades del municipio de La Matanza, y del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, para que se investigue en profundidad lo sucedido, y en pos de cumplir con las funciones y obligaciones que les son inherentes, adopten de inmediato las medidas correspondientes para poner fin a los actos de profanación perpetrados”.

“Resulta inadmisible que, sin haberse encontrado aún respuesta, continúen efectuándose este tipo de delitos, especialmente si se tiene en cuenta el carácter sagrado y religioso del lugar. La repudiable reiteración de robos en el predio afecta y hiere la sensibilidad de los integrantes de la comunidad, cuyos seres queridos descansan en el cementerio, que es –por otro lado- uno de los cementerios judíos más importantes de América”, remarcó.

A pesar de nuevas obras, no se reforzó la seguridad

La AMIA también recordó que, pese a que hicieron el esfuerzo de comenzar nuevas obras en el lugar, de todas formas las autoridades continuaron desoyendo el pedido para reforzar la seguridad. “En el marco de la situación de indefensión existente y ante la inacción de las autoridades, la Comisión Directiva de AMIA decidió recientemente comenzar con un importante y costoso plan de obras a efectos de mejorar aspectos de infraestructura y seguridad en el predio. Ante el nuevo ataque cometido, se suma el agravante que, a causa del comienzo de estas obras, la institución solicitó expresamente a las autoridades, días atrás, que refuercen la seguridad en el lugar”.

“Cabe mencionar además que, en el interior del cementerio de Tablada, se encuentra un destacamento de la Policía de la provincia de Buenos Aires, que no le ha dado la correspondiente relevancia a las cuantiosas denuncias efectuadas. Hasta el momento, no sólo no ha respondido adecuadamente en la prevención de los robos, sino que la asignación de su personal es cada vez menor. Hasta donde se ha relevado, el destacamento se encontraba este fin de semana sin efectivos, acusó.

Además, AMIA adelantó que, a medida que finalice el relevamiento detallado que se está llevando adelante en el lugar tras el hecho, “se pondrá en contacto con los familiares de los deudos, cuyas sepulturas han sido violentadas, para notificarles acerca del alcance de los daños perpetrados”.

Por su parte, el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, afirmó a la Agencia AJN que “el municipio de La Matanza y la provincia de Buenos Aires tienen que hacerse cargo de custodiar un lugar sagrado como es el cementerio”.Por medio de las redes sociales, en tanto, AMIA planteó acusaciones más duras y directas. En la cuenta oficial de Twitter InfoAMIA, la Asociación acusó: “Los únicos responsables por los ataques contra el Cementerio Comunitario de Tablada son (el intendente de La Matanza) Fernando Espinoza y (el ministro de Seguridad bonaerense) Sergio Berni, quienes deben garantizar la seguridad de un lugar sagrado. Tablada zona liberada. Exigimos una solución”.

Además, el dirigente aseguró que dialogó sobre este tema con su par de la AMIA, Ariel Eichbaum, para unir esfuerzos entre ambas instituciones y exigir la seguridad correspondiente.

“Vamos a hacer las acciones necesarias políticas y judiciales para que se brinde asistencia a lugares sagrados”, adelantó.

En tanto, el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, afirmó: “Es muy decepcionante. Por supuesto, constituye parte de la inseguridad que se vive en la Argentina, pero habiendo soportado dos atentados, lo mínimo que reclama la comunidad judía es que el cementerio tenga la seguridad básica, para que esté garantizada la integridad de las sepulturas”.