jueves 15 abril, 2021
Ultimas noticias

Se celebra el Día Mundial de la Actividad Física

Promovido por la Organización Mundial de la Salud, la jornada busca instaurar la práctica regular de actividades, que incluyen todos los movimientos que forman parte de la vida diaria, como el trabajo, la recreación, el ejercicio y las actividades deportivas. “Es un día muy importante, porque se busca promover los beneficios que conlleva la actividad física para la salud», opinó un entrenador de la UNLaM.

 

Desde el 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone celebrar el Día Mundial de Actividad Física todos los 6 de abril, con la promoción de actividades que promuevan el movimiento, en todas las edades y diferentes entornos, para mejorar la salud.

Diego Calvo, entrenador de atletismo de la UNLaM y responsable de la Selección argentina universitaria de la especialidad (FeDUA), expresó la importancia de esta jornada para fomentar las actividades físicas, recreativas y deportivas.

“Es un día muy importante, porque se busca promover los beneficios que conlleva la actividad física para la salud, que define a los movimientos de la vida cotidiana como ejercicios, además de actividades recreativas, deportivas y ejercicios. Y la OMS insta a concientizar sobre el peligro de una vida sedentaria. Hay estudios que sitúan al sedentarismo como el cuarto, o quinto, factor de riesgo que influye en la mortalidad de la gente”, explicó Calvo en diálogo con El1 Digital.

Y agregó: “Entre los beneficios que encontramos al realizar actividad física, además de los físicos en sí, está el alejamiento del estrés y la depresión, mejora el buen humor, te ayuda a controlar la relación masa y grasa, o sea el peso; mejora y enriquece los músculos, aumenta la energía, y mejora la salud mental, porque al tener más y mejor oxigenación, mejor pensamos, mejor andamos, mejor dormimos, mejor comemos… En definitiva, enriquece todos los aspectos”.

Con respecto a la situación que estamos atravesando con la pandemia de coronavirus, el profesor indicó: “El aislamiento y la pandemia han influido de manera catastrófica en la gente, y eso se notó cuando se regresó a la actividad. Tuvimos que hacer un trabajo paulatino al volver a la actividad para evitar lesiones musculares, y tuvimos que hacer una reeducación del cuerpo. Han aparecido muchísimos síntomas que tienen que ver con la falta de actividad física, con problemáticas posturales, por ejemplo, por estar tantas horas frente a una computadora por el teletrabajo. Y no solo influyó en lo físico, sino también en el ánimo y en el humor de las personas”.