sábado 07 diciembre, 2019
Ultimas noticias

Se desplomó un ventilador encendido en la guardia del Hospital Paroissien

Sucedió en un sector transitado por el personal de salud. Por suerte, no llegó a ser una tragedia: el profesional que pasaba por el sitio logró correrse a tiempo.

En la previa de la jornada de lucha por apertura de paritarias y mejores condiciones laborales, en la que se convocan este jueves los profesionales de la salud bonaerenses agremiados a CICOP, se desprendió un ventilador en funcionamiento del techo de un área de la Guardia del Hospital Paroissien de Isidro Casanova.

El hecho ocurrió a las 14.55 del miércoles y, según informaron, un médico de guardia que pasaba por el lugar pudo correrse a tiempo para que el artefacto no le caiga en la cabeza. “El ventilador se encontraba en funcionamiento y cayó al suelo. En tanto transcurría esa situación, un médico de guardia pasaba por el lugar, pero pudo salvaguardar su integridad física. Esto lo logró porque sus reflejos le permitieron correrse de ese sitio, no padeciendo ningún daño”, relató a El1 Digital, Valeria Bonetto, presidenta de CICOP seccional Paroissien.

“El desprendimiento sucedió en un ambiente que es de alto tránsito, por donde pasa todo el personal de la guardia en innumerables ocasiones durante cada jornada, y muchas veces, familiares y pacientes”, advirtieron desde la comisión directiva del gremio mediante un comunicado.

En el hospital se realiza una remodelación de ese espacio, aunque para los profesionales del nosocomio esa obra “es insuficiente y aun incompleta». «Con los plazos vencidos desde hace más de un año, no se invirtió en el resto del edificio, no pudiendo realizarse el mantenimiento correspondiente. La construcción tiene un importante deterioro desde hace años, como su mobiliario y varias instalaciones”, agregó.

Es insalubre trabajar de esta manera: no hay ventilación, se soportan temperaturas extremas en la guardia, consultorios y quirófanos. Queremos instalaciones seguras, en buenas condiciones y controladas. No queremos caños en estado deplorable, ni en riesgo de caerse, como ya ha sucedido hace un tiempo atrás, dañando gravemente a una enfermera física y psíquicamente. No podemos trabajar en ambientes con graves deficiencias de limpieza y conviviendo a diario con situaciones de inseguridad”.

Por eso, exigen la mejora de las condiciones laborales”. “No debemos correr riesgos en nuestros lugares de trabajo, ni tampoco estar expuestos a robos, como viene sucediendo”, alertaron.

Atentos a lo ocurrido, desde CICOP solicitaron “reunión urgente del Comité Mixto de Salud y Seguridad del Hospital y que se tomen las medidas pertinentes para que estos hechos prevenibles no vuelvan a ocurrir”.