lunes 09 diciembre, 2019
Ultimas noticias

Se subsanó un error en el conteo de los votos provinciales y Kicillof subió del 49,3 al 52,5 por ciento

El Gobierno divulgó los datos contemplando la ley nacional, pero la legislación bonaerense establece que los votos en blanco no deben computarse y eso hizo que la brecha entre el candidato del Frente de Todos y Vidal aumentara a 18 puntos.

Un error en la metodología del escrutinio ubicaba a Axel Kicillof con un 49,3 por ciento de adhesiones en las urnas. No obstante, zanjada esa equivocación, se conocieron las cifras finales del escrutinio provisorio y el exministro de Economía superó el umbral de los cincuenta puntos.

El error partió de la metodología utilizada por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, que computó el porcentaje de votos en blanco y, de este modo, redujo los números obtenidos por Axel Kicillof.

La legislación bonaerense determina que “para poder participar en la elección general, los partidos políticos, agrupaciones municipales, federaciones y alianzas transitorias electorales, deberán obtener como mínimo el uno y medio por ciento de los votos positivos válidamente emitidos, aún en el caso de lista única”.

La diferencia con la ley nacional radica en la palabra positivos. Mientras que en Nación se calcula sobre la base de “votos válidamente emitidos”, la Provincia parte de los sufragios “positivos válidamente emitidos”. El voto en blanco es válido, pero no positivo, por lo cual no debería ser contemplado. Y en suelo bonaerense hubo 567.832 votos en blanco, de acuerdo al escrutinio provisorio.

Al dejar de computar ese porcentaje de votos sin destinatario, la boleta de Kicillof subió del 49,34 al 52,53 por ciento, mientras que Vidal elevó su número en un porcentaje menor -32,56 a 34,67-. Así, la brecha entre ambos pasó de 17 a 18 puntos porcentuales.

“Es una tergiversación de la información. Si fue un error voluntario o involuntario, no me corresponde a mi decirlo. Lo determinará la doctora María Servini”, aseguró al respecto Jorge Landau, apoderado del Frente de Todos.

El ministro Frigerio manifestó que “en las PASO se decidió contar los votos en blanco de todas las provincias porque, de lo contrario, se generarían desacoples con la particularidad de cada distrito”. “Esto no significa que, a la hora del escrutinio definitivo, no se vaya a respetar la ley local que, en el caso de la provincia de Buenos Aires, establece que no se cuenten los votos en blanco”, aclaró.

Además, en el escrutinio definitivo deberán agregarse las mesas de extranjeros, que incluyen a más de 600 mil votantes bonaerenses. De ese número, cien mil sufragan en suelo matancero.