viernes 28 febrero, 2020
Ultimas noticias

Tarifazos: la problemática que, en el 2019, no perdonó a nadie

Los constantes incrementos en los servicios básicos no dieron tregua a comercios ni fábricas, pero tampoco a clubes de barrio o talleres protegidos. Los clubes Huracán de San Justo y Beromama y talleres como APACID y el San Francisco de Asís fueron algunos de los lugares que padecieron las facturaciones, de no menos de cinco dígitos.

Una de las palabras clave para definir alguna de las principales problemáticas económicas durante el Gobierno de Mauricio Macri es “tarifazo”. Los constantes incrementos en las facturaciones de servicios básicos, como la luz, el gas y el agua atacaron por igual a comercios, fábricas e industrias en todo el territorio bonaerense y, en particular, en La Matanza.

Pero, además, los abusos en las facturaciones llegaron a otro tipo de lugares, como los clubes de barrio y los talleres protegidos, en los que se da alojamiento y clases a personas con capacidades diferentes. En todos los casos, las tarifas se encarecieron con poca gradualidad hasta llegar a no menos de cinco dígitos.

“Pasamos de abonar 2.000 pesos bimestrales a 15.000 pesos mensuales”

Uno de los clubes más afectados por los tarifazos fue el mítico Beromama, en González Catán. En diálogo con El1 Digital, Walter Muñoz, vicepresidente del lugar, expresó que la institución, hacia finales del 2019, debía pagar 35.000 pesos mensuales por la luz y otros 24.000 por el gas.

“Pasamos de abonar una boleta de 2.000 pesos bimestrales de luz a 10.000 o 15.000 mensuales. Fue muy brusco, hasta llegar a los 35.000 de la última boleta”, precisó y agregó que se gestionó “el pago en cuotas de una deuda de 160.000 pesos con AySA, pero tuvimos una negativa, en la que solamente rebajaron un 30 por ciento, es imposible”.

Otro de los sitios alcanzados por los abusos fue el Huracán de San Justo. La institución llegó a deber dos boletas de gas por 200.000 y 150.000 pesos. “Lamentablemente, no los vamos a poder abonar”, había señalado a este medio Cintia, coordinadora de Deportes del club ubicado en la localidad cabecera.

“El año pasado, pagábamos entre 25.000 y 30.000 pesos y, ahora, saltó a 200.000”, mencionó en lo que respecta al gas. Además, denunció que, en el marco del programa Clubes Argentinos, “el Estado está adeudando bastante dinero porque tiene que reintegrar el 40 por ciento de los servicios y, desde diciembre del año pasado, no da una respuesta”.

“Se nos están juntando los planes de pago”

En lo que respecta a los talleres protegidos, APACID, situado en San Justo, también es víctima de los tarifazos y, según aseguró a El1 Digital su directora, Valeria Súnico, les llegaron 44.000 pesos mensuales de gas y 25.000 de luz”.

“Estamos haciendo planes de pago, pero se nos están juntando los planes con las facturas que van llegando”, manifestó Súnico y añadió, sobre la situación del edificio, que recibe a 49 jóvenes mayores de edad: “Tenemos que tener los servicios básicos porque sin luz no se puede trabajar y, en invierno, sin gas no podés estar”.

Por último, el hogar San Francisco de Asís, situado en Isidro Casanova, que recibe a unos 60 jóvenes con discapacidad intelectual, llegó a tener que pagar 20.000 pesos mensuales de luz, según consignó a este medio su titular, Silvia Martínez.

“La idea es tramitar la diferencia en los servicios, pero es complejo el contexto”, explicó Martínez y reclamó a las autoridades de ese entonces: “Los talleres no tenemos recursos para hacer mejoras o arreglos, es a través de donaciones. Siempre estamos tapando agujeros enormes donde el Estado no puede accionar. Mínimamente, pedimos un descuento”.