viernes 15 noviembre, 2019
Ultimas noticias

“Tiene solución”, sostiene el secretario de Infraestructura y Políticas Hídricas nacional

Pablo Bereciartua se refirió a las graves consecuencias que dejó en temporal en distintas zonas del territorio bonaerense. Se refirió a la falta de inversiones y habló de La Matanza, pero no precisó obras que se hayan realizado en el Partido.

“Acá, lo importante para decir es que el Gobierno pone a disposición todos los recursos necesarios que tiene a través del SINAGIR, que está actuando, junto con Gendarmería, Prefectura y el Ministerio de Desarrollo Social, coordinando la asistencia en los territorios en que los argentinos la están pasando mal”, expresó Pablo Bereciartua, el secretario de Infraestructura y Políticas Hídricas de la Nación.

En relación a las dimensiones de la inundación, Bereciartua detalló distintos factores, pero su análisis no se mantuvo al margen de la carrera electoral: “Aquí, es necesario entender varias cosas. La primera es que esto tiene solución. La segunda es que el cambio climático es una realidad. Y, por último, que venimos de décadas de falta de inversión”.

Además, puso como ejemplo de gestión en materia de infraestructura a la Ciudad de Buenos Aires y La Plata: “Ambos gobiernos, el nacional y el provincial, han hecho verdaderos esfuerzos y, hoy, no se inundan más”.

Consultado sobre los motivos por los cuales distintas zonas del Conurbano bonaerense tienen este tipo de problemas con regularidad, respondió que la razón principal está vinculada al cambio climático. “En especial en esta zona de nuestro país, se está presentando con menos lluvias en el año, pero más intensas”, analizó.

“En cuanto al territorio, tenemos varias décadas de crecimiento de nuestras ciudades en partidos como La Matanza y en todo el Conurbano bonaerense sin planificación alguna, donde la gente se ha instalado en zonas bajas por debajo de la cota; a esto, le debemos sumar que se han establecido barrios completos en lugares donde no deberían estar, por lo cual hacen falta obras muy importantes que logren evacuar esa cantidad de agua”, se explayó.

Factores naturales

“De todas maneras, este fin de semana, en algunos lugares ha llovido, desde el viernes a la noche, más de 250 milímetros de agua, lo cual es mucho en poco tiempo en una situación de sudestada, esto hace subir el Río de la plata, por lo cual los arroyos y los ríos tienen más dificultad para salir y evacuar el agua”, detalló.

Sin embargo, remarcó que la cuestión se dirime en función de la utilización de recursos. Para eso, puso como ejemplo a Lomas de Zamora, donde se hicieron “obras de canalización del arroyo del Rey con una gran estación de bombeo en el límite con el Matanza-Riachuelo, con lo cual 400.000 personas dejaron de inundarse”.

Cruces 

Desde el Municipio, apuntaron directamente contra la Provincia y la Nación por los graves inconvenientes que dejó el paso del agua. Lo hicieron mediante un comunicado oficial: “Las consecuencias de las lluvias se acrecientan por la cantidad de obras hidráulicas que tanto el gobierno macional como el provincial deberían haber hecho en diferentes localidades y cuencas para prevenir este tipo de situaciones”. “Pero en estos cuatro años no han realizado ninguna”, enfatiza el texto.

“Entre las más necesarias, se destacan la construcción de once reservorios que se encontraban en ejecución y que fueron parados por Nación, en el marco de la ACuMaR. Esas obras tenían, como principal función, evitar las inundaciones en las localidades de González Catán, Virrey del Pino y Gregorio de Laferrere”, amplía la nota.

Además, se refiere a las obras que habrían sido paralizadas por decisión provincial. “Las de rectificación de la desembocadura del arroyo Don Mario; obras en el arroyo Morales que favorecerían el desagüe del agua que llega desde el oeste; la reconstrucción arroyo Maldonado; el reservorio del arroyo Mollins, con compuertas y estación de bombeo; entubamiento del arroyo Susana; reconstitución del margen original del río Matanza y sus afluentes; obras en arroyo Dupuy; además de 14 obras de desagües pluviales que beneficiarían a siete localidades”, detalla.