martes 11 agosto, 2020
Ultimas noticias

Tras analizar la situación bonaerense con Kicillof, González García vaticinó una caída en la curva «en dos o tres días»

El ministro de Salud nacional se reunió con el Gobernador, en La Plata, para «mejorar la coordinación» en la estrategia sanitaria y profundizar «la detección y aislamiento» temprano de casos y remarcó la necesidad de seguir aplicando una política unificada en el AMBA. El mandatario provincial adelantó que evalúa la posibilidad de probar tres vacunas internacionales en territorio bonaerense. 

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, se reunió con el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para analizar la situación epidemiológica de la Provincia y las alternativas que ya se exploran para cuando finalice la cuarentena estricta, el 17 de julio. Tras el encuentro, el funcionario nacional consideró que el impacto de estas medidas restrictivas, que hoy cumplen una semana, podrían empezar a reflejarse «en dos o tres días», al tiempo que remarcó la necesidad de seguir aplicando estrategias conjuntas en el AMBA, sin diferencias de criterios entre el Conurbano y la Capital Federal.

«Estuvimos trabajando con el Gobernador y su equipo en uno de los temas centrales, que es mejorar la coordinación entre Nación, Provincia y municipios y todos los que tienen presencia, como las organizaciones sociales y la Iglesia, en un territorio tan vasto y con problemas estructurales a los que, ahora, se suma la pandemia», planteó González García y enfatizó que los esfuerzos deben concentrarse en afinar las estrategias de «detección y aislamiento». «Tenemos que trabajar más intensa y coordinadamente, lo estamos haciendo todos los días, pero en un territorio tan complejo, hay que reforzarlo todo el tiempo», agregó en ese sentido.

Con respecto a la cantidad de casos que se registran diariamente, luego de que el martes se llegara a un nuevo récord con casi 3.000 contagios nuevos, el ministro advirtió que «estamos en un momento delicado». «Creo que va a seguir subiendo por un par de días hasta que lo que hicimos en esta semana tenga impacto para evitar que esta curva que venía ascendiendo, y sigue ascendiendo como inercia de los días anteriores, empiece a bajar. Calculo que eso va a ser en dos o tres días y nos va a dar el aire necesario para que nunca se colapsen los sistemas de salud», observó en alusión a las restricciones vigentes desde el miércoles pasado.

«Todavía, tenemos 40 por ciento de las camas (de terapia intensiva) disponibles en el lugar donde más se requiere, que es el AMBA, y hemos hecho una expansión de 40 por ciento desde el inicio de la cuarentena, lo que nos permitió estar preparados para no tener que pasar por la tragedia que están pasando otros países de no poder darle una atención adecuada a sus ciudadanos. Eso no lo vamos a permitir y, por eso, este nuevo esfuerzo para darle un respiro al sistema», agregó.

En momentos en que surgen rumores de tensión entre la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires sobre la continuidad de la cuarentena después del 17 de julio -que desde la Gobernación ya desmintieron- González García consideró «descabellado» aplicar distintas estrategias en las dos jurisdicciones que comparten el AMBA. «No logro entenderlo. El AMBA es una de las megalópolis más grandes del mundo, con una solución absoluta de continuidad; no vamos a creer que la General Paz o el Riachuelo van a ser una frontera para el virus. El virus va y viene con la gente. Vino desde Europa, empezó fuertemente en la Ciudad y fue expandiéndose al Conurbano y todo el país», explicó sobre el comportamiento de la pandemia.

«La mayoría de los casos en Argentina suceden por alguien que viaja desde este distrito, el AMBA. Separarlo me parece una idea descabellada. La estrategia en conjunto es indisoluble y no puede ser divisible, por eso seguimos conversando todo el tiempo y más cerca del día final (de la cuarentena estricta), con información y cifras, se tomarán las decisiones. Una de nuestras fortalezas ha sido la unidad de decisión, no solo en el AMBA, sino en toda la Argentina, y estoy seguro de que lo vamos a seguir haciendo», remarcó.

«Recién sobre el fin de la semana próxima, veremos qué resultado ha tenido esta nueva cuarentena, que también depende del cumplimiento de las personas, que a veces no es el mismo. Si hacemos mejor las cosas, vamos a salir cuanto antes», sintetizó el ministro de Salud.

Por su parte, Kicillof coincidió en la necesidad de continuar con una estrategia unificada en el AMBA porque «tomar medidas distintas es inconducente». El Gobernador contó que, este martes, dialogó con su par porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para acordar “hacer una evaluación conjunta más adelante” y determinar el camino a seguir a partir del 17 de julio. “Vamos a estudiar el resultado de las medidas con la voluntad de flexibilizar y volver a la situación anterior”, anticipó sobre las reuniones que se intensificarán la próxima semana y volvió a insistir en que hay buena sintonía entre ambas administraciones porque «Ciudad y Provincia estamos luchando contra el mismo virus en el mismo lugar”.

Por último, adelantó que la Provincia está llevando a cabo gestiones para probar tres vacunas de laboratorios internacionales en territorio bonaerense. “Si aparece una vacuna o un tratamiento y el panorama cambia totalmente, vamos a poder salir mucho más rápido. Le pasa a todo el mundo que abre y, a la semana, vuelve a cerrar. Mientras tanto, habrá que acostumbrarse a seguir usando barbijo y a que todas las costumbres, como saludarnos con un abrazo o compartir el mate, que eran seguras y agradables, ahora te pueden enfermar y matar. Es un cambio de vida para todo y contento no puede estar nadie”, cerró.