martes 07 febrero, 2023
Ultimas noticias

Un grupo de vecinos de Tapiales y Ciudad Madero se unió en pandemia para ayudar a quienes más lo necesitaban

Desde la agrupación sostienen que todo nació por la necesidad de trabajar desde un lugar constructivo.

Participación vecinal es una agrupación que nació gracias a la vocación de ayudar de dos vecinos. Con el inicio del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) en todo el territorio nacional, aseguran que notaban cada vez más la necesidad de mucha gente así que, decidieron oficiar como nexo entre aquellos que precisaban ayuda y quienes podían brindarla.

“Nosotros trabajábamos, cada uno por su cuenta, en todo lo que tiene que ver con los social y con el tema de la pandemia, veíamos que la gente necesitaba cosas; en ese momento teníamos una camioneta y publicamos en redes que juntábamos donaciones, la gente empezó a colaborar un montón y comenzamos a ir a buscar las donaciones por las casas”, comentó uno de los referentes de la organización, en comunicación con El1 Digital.

Además, comentó que llevaban las cosas a algunos comedores: “Así estuvimos varios meses, y cada vez más gente colaboraba. Empezamos haciendo esas cositas que levaban tiempo, pero teníamos la vocación de querer ayudar”, agregó. A la vez, destacó que no forman parte de ninguna agrupación política y que trabajan desde las redes sociales de cada uno de los integrantes.

“Como empezamos a tener un poco de repercusión entre la gente, nos pusimos un nombre, creamos una página y abrimos un grupo”, explicó. Al mismo tiempo que detalló que se fue sumando más personas al proyecto y que quienes se acercan colaboran desde el lugar que pueden. “La idea básicamente es trabajar en Tapiales y Madero, pero desde un lugar constructivo”, insistió.

Oficiar de nexo

Desde la agrupación aseguran que son un medio entre las personas que necesitan algo y aquellos que pueden ayudar. “En la pandemia lo que vimos fue gente que tenía algo para dar y otros que necesitaba recibir; nosotros articulamos eso”, acentuó.  “Desde el primer día quisimos que el protagonista fuera el vecino y sin mostrarnos nosotros, pero después tuvimos que poner fotos nuestras porque si no la gente desconfía, porque no nos conocen y nos explicaron que siempre es mejor que nos vean”, enunció.

Asimismo, certificó que en la actualidad les prestan más atención a las redes sociales “porque nos dimos cuenta que lo que no se publica es como que no existiera, que no se hizo”. Las personas que trabajan constantemente somos siete, después hay gente que se suma en cada uno de los eventos, no somos siempre los mismos, aunque cada uno colabora desde el lugar y de la forma que puede”, finalizó.