sábado 14 diciembre, 2019
Ultimas noticias

Una buena: luego de dos meses, La Nirva reabre y vuelve a producir

Tras varios días de permanecer cerrada y con cambio de dueños, la planta de Lomas del Mirador vuelve al trabajo. Los delegados confirmaron que “la idea es empezar a producir” en los próximos días y que “el tema de los sueldos está charlado, pero no solucionado, aunque parte de la deuda está saldada”.

La crisis económica que se manifiesta en los últimos años, pero que se profundizó desde 2018, deja como consecuencias más graves el cierre de cientos de fábricas y los despidos de miles de trabajadores en todo el país. Ejemplo de ello, a nivel local, es la fábrica La Nirva, ubicada en Lomas del Mirador, que estuvo sin producir durante dos meses.

Sin embargo, entre la monotonía y la tristeza de este tipo de noticias, se dio a conocer una buena. Porque la planta cambió de dueños y, tras una reunión con los empleados que pelearon por su fuente de trabajo, se decidió que sea reabierta, por lo que volverá a producir en los próximos días.

En diálogo con el programa Cinco minutos más, que se emite por Radio Universidad, el delegado de la fábrica, Marcelo Cáceres, confirmó que los trabajadores empezaron “con la limpieza en el lugar, porque estuvo cerrado varios días”, y que “la idea es reactivar y empezar a producir” entre esta semana y la próxima.

“Se llegó a un acuerdo para poder ingresar a trabajar luego de reuniones entre los trabajadores y los nuevos dueños, no intervino el Estado”, expresó, y agregó: “Estamos contentos porque dormíamos más afuera que adentro; hay unas 65 personas trabajando, de las que el 80 por ciento son mujeres sostenes de familia”.

Además, hizo hincapié en la dificultad que atravesaron los empleados ante la incertidumbre de que se no reabriera la planta: “Con lo caro que está todo, se había vuelto imposible vivir”. “Entre julio y agosto, dejamos de cobrar. Pedíamos dinero a familiares o amigos y hacíamos un fondo de lucha. Había gente que no tenía dinero ni para viajar para acampar”, añadió.

Por otro lado, se refirió al tema de los salarios adeudados: “El tema de los sueldos está charlado, pero no solucionado. Nos adeudaban entre 50.000 y 70.000 pesos, pero parte de la deuda ya está saldada”.

Por último, él y sus compañeros se mostraron muy contentos y anticiparon cómo serán los primeros días en su vuelta a la producción: “Vamos a empezar con el alfajor Grandote, que es una insignia y, como los otros productos, está desaparecido porque lo hacemos solo acá”.