martes 18 mayo, 2021
Ultimas noticias

Una nena necesita ayuda para someterse a una cirugía que mejore su calidad de vida

Lucía Guaymas, de siete años, debe someterse a una tenotomía y a una aplicación de 300 dosis de bótox que le permitan caminar. “Estamos cerca de lograr el objetivo”, aseguró su familia.

 

 

Una familia oriunda del partido de Morón necesita recaudar 50.000 pesos para cubrir el tratamiento de Lucía Guaymas, de siete años, que podrá mejorar notablemente su calidad de vida. La niña, según se explicó, debe someterse a una tenotomía en sus miembros inferiores y a una aplicación de 300 dosis de bótox que, en un futuro, le permitirán caminar.

En diálogo con El1 Digital, su hermana, Karen, contó que la necesidad del procedimiento quirúrgico es resultado de la extrema prematurez de la menor, lo que le provocó diversas afecciones neurológicas que repercuten en su desarrollo diario. “Tiene una parálisis cerebral que le trajo, como consecuencia, epilepsia, dificultades en el habla e imposibilidad para caminar y alimentarse por sus propios medios”, explicó.

Es por eso que la cirugía de tendones puede dar un giro importante en su recuperación, conjuntamente con kinesiología y, sobre todo, la aplicación del bótox que permitirá “que el colágeno ingrese directamente en los músculos de las piernas para darles mayor fuerza”. “Así, junto con rehabilitación, se espera generar que se desarrollen sus piernas para que, en un futuro, Lucía pueda caminar”, señaló Karen sobre la importancia de la operación.

Sin embargo, conseguir el bótox implica una suma de dinero de 50.000 pesos por las 300 inyecciones que serán inoculadas las próximas semanas. Por eso, la familia hace una rifa, con 150 números a cien pesos cada uno, y el ganador podrá disfrutar de un costillar completo de asado. El sorteo se hará el próximo sábado a través de la Lotería Nacional nocturna.

“La idea de juntar el dinero surgió porque habíamos averiguado si el Estado cubría los gastos necesarios, pero nos informaron que, para eso, teníamos una espera de hasta dos años para la cirugía… y la nena ya no puede aguardar mucho más tiempo, porque los músculos se atrofian cada vez más y puede llegar a tener una luxación de cadera”, indicó su hermana.

Cabe destacar que la operación, que se iba a realizar el próximo 21 de abril en el hospital Posadas, fue suspendida hasta nuevo aviso a raíz de la pandemia por COVID-19. Consultada sobre esta postergación, Karen aseguró que “la idea es que puedan aplicarse las 300 dosis de bótox en el consultorio, aunque nos apena mucho porque ya nos habían suspendido la cirugía hace un año por el mismo tema”. “Seguimos adelante porque Lucía tiene muchas ganas de vivir”, concluyó.

Ante cualquier consulta y ayuda, los interesados pueden comunicarse con Karen, la hermana de Lucía, al teléfono 11-6563-7588.